Compartir

El gobernador Gildo Insfrán realizo una activa jornada de trabajo en el interior de la provincia, y mas allá de que tuvo que postergar su presencia en Comandante Fontana y Potrero Norte a raíz de la inclemencia del tiempo, no obstante lo cual las atenciones propias del operativo solidario se cumplieron tal como estaba previsto. Aunque en horas muy tempranas estuvo en Potrero Norte antes del inicio de los actos protocolares que fuera presidida por ministros del PEP, pudo apreciar obras anunciadas en gran estado de avance e incluso conversar con algunos madrugadores que se sorprendieron al verlo en esa zona.

Sobre todo observo los importantes progresos de la nueva escuela primaria 104 y el jardín de infantes, además del centro de salud, obras que demandan una inversión superior a los 10 millones de pesos y están en un gran estado de avance. Se trata de una inversión genuina de la provincia y admitió que la severa crisis por las políticas nacionales afectan a que el avance de los trabajos no opere al ritmo querido pero renovó su decisión de seguir ejecutando realizaciones.

Dado que también antes de llegar a la escuela palosanteña 35 estuvo recorriendo barrios de esa población, y destaco que la casa de la solidaridad que se construye allí “será la mejor de la provincia”. Insfrán pidió paciencia a los lugareños, dejando en claro que “se irá dando respuestas en un marco de prioridad”.

Expuso que la lluvia impidió que estuviera en Fontana pero que las prestaciones y servicios se estaban brindando a los lugareños, y en el caso de Potrero Norte los actos protocolares fue encabezado por ministro como el de Producción y Ambiente, Raúl Quintana y de Gobierno, Jorge Abel González.