Otro escándalo en la UNaF: “Utilizan la violencia porque no les dan los votos”

Compartir

Otro escándalo en la UNaF: “Utilizan la violencia porque no les dan los votos”

Un escándalo de amplia magnitud se produjo en las elecciones de las nuevas autoridades de la Facultad de Administración, Economía y Negocios (FAEN) de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF). 

La sesión especial de los consejeros directivos estaba prevista para este sábado a la mañana en el Salón de los Rectores del campus universitario. 

Un violento sector identificado con el actual rector Augusto Parmetler, encabezado por el secretario de Extensión Universitaria, Rafael Olmedo, impidió el ingreso de numerosos consejeros, entre ellos la propia decana de la FAEN, Marta Botterón, quienes debían sesionar para designar a los nuevos decano y vicedecano de la unidad académica. 

Les profirieron insultos de todo tipo y agravios y, ante las amenazas físicas, el grupo de consejeros tuvo que abandonar el campus y terminó sesionando en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Formosa, donde finalmente fueron electos Pablo Goicoechea como decano de la FAEN y Alejandro Ibars como vicedecano. 

En contacto con AGENFOR, el doctor Ibars lamentó que con acciones como las acontecidas este sábado “nuestra Universidad siga por un camino que por todos los medios tratamos de evitar y corregir”. 

Reseñó que “el rector Parmetler había convocado a una sesión especial para elegir decano y vicedecano en la FAEN en la Sala de Rectores, donde debía garantizarse la seguridad sanitaria y psicofísica de todos los integrantes del Consejo Directivo debido a que estamos en una situación de pandemia”. 

“Llegamos a las 9.05 más o menos y nos encontramos con que el salón ya estaba ocupado en más de la mitad de lo previsto y con nuestra presencia ya se iba a exceder la cantidad de personas autorizadas”, indicó. 

Sin perjuicio de ello, “solicitamos la presencia de un escribano, que había sido requerido y debidamente autorizado por la decana Botterón, que es la presidenta del Consejo Directivo. Personal que estaba ahí, no docentes, miembros de la agrupación Línea Azul y gente extraña que decía que era de seguridad, pero que no es de la UNaF, impidió el ingreso”. 

“Finalmente decidimos irnos, ante la imposibilidad de poder ingresar todos los consejeros que estábamos habilitados para ejercer nuestro derecho de voto y nos trasladamos a otra dependencia para salir de esta situación. Nuevamente ahí fuimos intimidados, agredidos verbalmente y amenazados. Están todas las filmaciones, ya que hemos tenido la precaución de dejar constancia de todo”, denunció. 

Expuso que “ante la inminente agresión física que sentíamos (porque la agresión verbal era a los efectos de que alguno de nosotros reaccionara, pero no lo hicimos), decidimos retirarnos, donde fuimos agredidos y arreados hasta la salida de la Universidad con amenazas, agresiones y hasta sacarnos literalmente del ámbito de la UNaF”. 

“Nos trasladamos a un lugar seguro, el CPCEF, donde la decana y presidenta del Consejo Directivo, quien debía de presidir la sesión, finalmente lo hizo como corresponde, de manera legal”, con lo cual la supuesta “sesión” que eventualmente se desarrolló en el campus, con los acólitos de Parmetler y Olmedo, “no solamente es irregular, sino ilegal”.

Normalidad 

Por su parte, el decano electo de la FAEN, el contador Goicochea, acentuó a esta Agencia que “nuestro objetivo era llevar un acto eleccionario con la mayor muestra de transparencia y de normalidad, o sea, que voten los consejeros que estaban autorizados a hacerlo”. 

Repudió que en el campus “no se le permitió inicialmente ingresar a un escribano que fue designado por la decana Botterón y, en segundo lugar, a ella le impidieron presidir la sesión cuando es la presidenta ordinaria”. 

Debido a que “otras personas alegaron ser los conductores de la sesión” y “en vistas de que no tenía legitimidad nuestro ingreso a la sala de sesiones, tratamos de ir a otras sedes dentro del mismo campo universitario y ahí es donde fuimos objetos de todo tipo de maniobras de amedrentamiento y amenazas verbales que no pasaron a una cuestión física por minutos”. 

Luego “fuimos al Consejo de Ciencias Económicas de Formosa, donde pudimos sesionar en condición normal con el quórum requerido y llegamos a una solución absolutamente institucional”. 

Hechos violentos 

A su turno, el vicerrector de la UNaF, el ingeniero Vicente Sánchez, criticó que sectores aliados al rector Parmetler y al secretario Olmedo no hayan dejado sesionar a los consejeros, por lo cual “tuvimos que irnos al CPCEF para poder elegir a las autoridades de la FAEN”. 

“Lo que ocurrió es un hecho que realmente daña a la Universidad. Estos actos no deben ocurrir en una casa de altos estudios”, enfatizó a AGENFOR. 

Consultado sobre por qué se utiliza la violencia para interrumpir las elecciones democráticas, respondió categórico: “No les dan los votos. Nosotros tenemos mayoría de consejeros y consiliarios también en el Consejo Superior y en tres unidades académicas: FAEN, Recursos Naturales y Salud”. 

“Las agresiones que sufrieron la decana Botterón y los consejeros son hechos lamentables y repudiables, no deben ocurrir en la Universidad. Es algo muy grave y creo que se debe sancionar fuertemente a los responsables”, finalizó.