Compartir

Las patologías detectadas son tratadas de inmediato y los casos que así lo requieran, son derivados a centros específicos para su tratamiento y seguimiento

A través del programa provincial de Libretas de Salud Escolar del Ministerio de Desarrollo Humano provincial, se realizaron controles de salud integrales en varias especialidades a niños que concurren al JIN “Santa Teresita”, del barrio Liborsi, de esta ciudad.

De esta manera, padres, docentes y jardineritos disfrutaron de una jornada amena, donde primaron los controles sanitarios pero también se brindaron consejos para una vida saludable.

En el lugar trabajó un equipo de profesionales del Centro de salud “Luis María Codda” del barrio Liborsi, efector dependiente del Ministerio de Desarrollo Humano provincial que se encuentra ubicado a pocas cuadras y presta cobertura sanitaria en la zona sur de la ciudad.

Se realizaron  atenciones pediátricas, odontológicas y de enfermería. Para el efecto, el equipo estuvo conformado por médicos pediatras, odontólogos, asistentes odontológicos, enfermeros y vacunadores.

Desde la cartera de salud provincial destacaron la participación activa de los padres, lo cual es una satisfacción y y de gran ayuda para todos los profesionales a la hora de requerir información.

Atenciones

Los encargados del operativo sanitario señalaron que se brindó una serie de atenciones médicas y de odontología, que están destinadas a verificar el estado de salud de los chicos en edad escolar, una estrategia que se viene implementando en la provincia desde hace varios años atrás.

Cabe reiterar que la Libretas de salud se realizaron a los niños que concurren al jardín, y los controles estuvieron a cargo del equipo médico integrado por pediatras odontólogos, enfermeros, entre otros que se acercaron a esta institución y contaron con el acompañamiento de la comunidad educativa.

Además, en la oportunidad se procedió colocación de vacunas de acuerdo a las edades y lo que establece el Calendario nacional de inmunizaciones, antropometría  (mediciones de talla y peso), y se difundieron hábitos saludables para la prevención de enfermedades.

Las Libretas son confeccionadas por equipos de profesionales de la salud de distintas especialidades que revisan y atienden a los niños. Los operativos de atención y confección son precedidos con reuniones de padres y docentes en los que se explica la naturaleza del operativo y se los invita a participar y colaborar con el mismo.

Las patologías detectadas son tratadas de inmediato y los casos que así lo requieran, son derivados a centros específicos para su tratamiento y seguimiento. La Libreta de Salud Escolar acompaña al niño durante el tiempo que dure su paso por la escuela.