Compartir

Como parte del constante monitoreo para dar las mejores respuestas a las demandas sanitarias

En distintos barrios de Palo Santo, localidad del interior provincial, las familias reciben periódicamente la visita de un equipo de salud del hospital local, que recorre casa por casa para acercar, aún más, los múltiples servicios sanitarios gratuitos que se encuentran disponibles.

Con una nueva llegada a los domicilios y con las medidas preventivas establecidas para la prevención de COVID – 19, fueron concretadas, una vez más, consultas, controles varios, entrega de medicamentos, curaciones. Al tiempo que se promovieron hábitos para la buena salud, que contribuyen a una mejor calidad de vida.

Las atenciones abarcaron a pacientes de todas las edades, poniendo énfasis, como es habitual, en los niños pequeños, personas con enfermedades crónicas, embarazadas y adultos mayores.  

Entre los controles fueron destacados: medición de la tensión arterial, temperatura y nivel de glucemia; control de peso y la estricta evaluación nutricional. También el chequeo del carnet de vacunas con la respectiva aplicación de las dosis necesarias para ponerse al día de acuerdo a cada edad y a las condiciones específicas de salud, tal como indica el calendario de vacunación vigente.

Asimismo, las embarazadas fueron destinatarias de los exámenes prenatales determinados para cada trimestre, como medición del crecimiento uterino, control de los latidos fetales y peso. Para completar se programaron turnos para ecografías y análisis de laboratorio según cada caso. 

Igualmente, se atendió a la salud de las mujeres en general a través de distintas consultas obstétricas, entrega de métodos anticonceptivos, consejería sobre planificación familiar y cuidados para prevenir enfermedades de transmisión sexual. 

Cabe destacarse, que este modo de trabajo que acerca las atenciones y otros servicios médicos a la casa de los vecinos, son planificados periódicamente para “extender las prestaciones gratuitas, que el Gobierno de Formosa, pone a disposición de las familias, a través de los efectores de la salud pública. El objetivo es hacer el seguimiento de la salud de niños y adultos, y brindarles las mejores respuestas para que se encuentren sanos”, recalcaron desde la dirección del nosocomio a cargo de la tarea.