Compartir

El diputado nacional de Formosa Ramiro Fernández Patri tildó de “manotazo de ahogado” al control cambiario que el presidente Mauricio Macri se vio obligado a decretar mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) ante la emergencia económica y con el objetivo de estabilizar el precio del dólar.

“La sensación es que este Gobierno Nacional no le está encontrando la vuelta a la economía”, criticó el legislador formoseño, marcando que respecto del control de cambios impuesto “no estamos en contra porque gran parte de las operaciones que se dan en compra de dólares son de menos mil dólares y quienes operan por una cifra mayor son los grandes operadores, empresas o los bancos”.

Subrayó que “el control de cambios no es algo totalmente negativo, pero lo que nosotros vemos es que se trata de un manotazo de ahogado después de haber hecho una fuga de divisas tremenda”, advirtiendo que “lo que hoy asusta es que lleguemos a un corralito para mantener el nivel de dólares”.