Compartir

El médico infectólogo, Julián Bibolini, informó en el parte de prensa diario del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19 “Dr. Enrique Servián”, que, de los 1.074 casos activos por coronavirus, 39 se encuentran en unidades de terapia intensiva. A la vez, valoró que las camas destinadas a este fin en los hospitales “Central” y “La Madre y el Niño”, aún no sean ocupadas.

Asimismo, el especialista indicó que “los números van en aumento y está todo a la vista, es imposible evitar fallecimientos cuando hay tantas personas infectadas”.

Y detalló que “son 39 personas en terapia intensiva, 26 de ellos en el Hospital Interdistrital Evita –que es el que más capacidad de camas tiene en la provincia- cinco en el Hospital de Alta Complejidad, dos en el Distrital N° 8, y seis en el Hospital de Clorinda, Dr. Cruz Felipe Arnedo. En el Central y La Madre y el Niño hay camas disponibles, pero no se están necesitando”.

Por último, el profesional dijo que todas esas personas transitan un cuadro grave de la enfermedad y se encuentran con pronóstico reservado.

“Algunos están con asistencia respiratoria mecánica, otros con diálisis. Esperemos que tengamos la bendición y la ayuda de todos, para que disminuyan los casos”, concluyó.