Partidos políticos y elecciones en tiempos de pandemia y post pandemia

Compartir

Anteriormente como un apasionado del derecho electoral  intenté  esbozar en un breve escrito lo que se podría vislumbrar, aunque sea en forma preliminar,  sobre nuevos escenarios de crisis durante los  procesos electorales  de renovación de autoridades electivas públicas, bajo el título “Elecciones  en Tiempos de Pandemia”,  lo cual parece  necesario complementarlo con el rol de los partidos políticos en dicho contexto.

     Intentando en este ensayo imaginar,  cuál debería ser el rol de los partidos políticos durante un proceso electoral  en tiempos  de una pandemia como la que hoy  nos enfrentamos, o dicho de otra manera  que contribución podrían realizar  en la emergencia y fundamentalmente que espera la ciudadanía de los mismos.

     Si partimos de la base que el artículo 38 de la Constitución Nacional define a los partidos políticos como   “instituciones  fundamentales del sistema democrático”, y el artículo 2 de la Ley Nº 23.298 (Orgánica de los Partidos Políticos)  establece que son  “instrumentos necesarios para la formulación y realización de la política nacional”, es indudable su incidencia durante un proceso electoral en un escenario de pandemia y post pandemia.

     Recientemente (28/05/20220) en una iniciativa conjunta del Observatorio Electoral de la  Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe  (COPPPAL) y la Universidad Nacional de San Martin (UNSAM) de la Argentina, al expedirse  sobre esta temática,  a modo de síntesis los expositores  “reflexionaron acerca de la importancia de fortalecer las instituciones de integración regional, de la necesidad de tomar decisiones que sean fruto de acuerdos entre partidos políticos y los gobiernos, y de aprovechar el contexto actual para repensar y reconstruir el pacto representativo entre la ciudadanía y los partidos políticos, en el cual sean los partidos políticos los canalizadores de las demandas de los ciudadanos y ciudadanas”.-

     En la inteligencia que la democracia implica la diversidad de opiniones políticas de los ciudadanos, a cuyo efecto  se agrupan en torno de ideas coincidentes a  los espacios políticos de su preferencia, que en definitiva son las entidades que canalizan a los distintos sectores de la voluntad popular, por lo que se constituyen en piezas indispensables para el correcto funcionamiento de la democracia constitucional.

     En este orden de ideas, mediante la Acordada Extraordinaria Nº 33 (16/06/20202) la Cámara Nacional Electoral en atención a “la adecuada tutela de los derechos políticos reconocidos en la Constitución Nacional y en las actuales circunstancias, debe advertirse que la pandemia ocasionada por el coronavirus  -CIVID 19-,….es susceptible de incidir en el desarrollo de la organización del proceso electoral del año próximo” (sic).

     Ante lo cual la Cámara Nacional Electoral acordó “conformar un programa para evaluar el posible impacto de la pandemia en el proceso electoral del año 2021, con el objeto de evaluar, proponer y dar seguimiento a las medidas específicas a adoptar como consecuencia de la actual situación epidemiológica”. 

     A cuyo efecto dispone “se convoque al Consejo Consultivo de los Partidos Políticos, como así también al foro de organizaciones no gubernamentales (ONGs) y de la Sociedad Civil (OSC)”, de donde advertimos la dimensión política y social de los mismos en el sistema democrático de gobierno.

     En consecuencia  serán los partidos políticos con representación parlamentaria, ya sea nacional, provincial y municipal, según la esfera de actuación,   los que están llamados en tiempos de crisis a  brindar las respuestas institucionales y políticas necesarias para dar certidumbre a la ciudadanía en general.

     Recordemos que durante este año  un poco más de 50 países, ante la actual situación sanitaria y epidemiológica producto de la pandemia a nivel mundial han  debido interrumpir sus procesos eleccionarios,  observándose distintos comportamientos,  en donde las autoridades electorales debieron adoptaron medidas específicas con el fin de  preservar la salud de los electores.   

    Observándose distintos comportamientos, por un lado quienes han celebrado igualmente sus elecciones (Corea del Sur) y los  mas que ante su interrupción resolvieron inmediatamente fijando nuevas fechas dando certidumbre a todos los actores que componen un proceso electoral y en último peldaño países que ante la falta de consenso político no pudieron dar las debidas respuestas hasta la fecha (Perú, Bolivia) poniendo en peligro las instituciones.  

      En este sentido es digno recalcar  la conducta adoptada  en la hermana  República Oriental del Uruguay, donde los comicios previstos para el 10 de mayo se pospusieron para el 27 de septiembre del presente año,  en atención a “ que no estaban dadas las garantías para su realización”, todo ello ante el  rápido accionar de la Corte Electoral que convocando a los 11 partidos con representación parlamentaria, se   lograron  los acuerdos necesarios a través del dialogo y dentro del marco legal,  que posibilito que con celeridad  se dictara la Ley Nº 19.875 con un (1) solo voto en contra de la medida (suspensión).-

    En un escenario de pandemia se torna fundamental que los partidos políticos mediante el diálogo y consenso logren los  acuerdos  políticos necesarios para dotar de certeza a la ciudadanía sobre el pleno funcionamiento de las instituciones democráticas  independientemente de la coyuntura sanitaria.   

     Fortalecer los procesos electorales, es la clave, y en esto los partidos políticos juegan un rol fundamental, hoy en un escenario de pandemia, luego lo será de post pandemia, debemos estar preparados, porque la democracia exige que nos adaptemos a cada momento para vencer los desafíos que se presenten, y esto solo se logra escuchándonos los unos a los otros preservando los valores de la libertad,  igualdad  y respeto en beneficio del estado de derecho.

  Daniel Moreno
Integrante TEP (desde 2001).Doctor en Derecho Público Política. Observador Internacional (Elecciones: Brasil, Chile, Paraguay)