Compartir

El administrador del Instituto de Pensiones Sociales, Hugo Arrúa, anticipo que el cronograma de pago de la ayuda económica a los alrededor de 10 mil  beneficiarios del organismo, que operara en los primeros días del venidero mes de junio,  tendrá la particularidad que incluirá el aumento del 30% dispuesto por el gobernador Gildo Insfran.

“Estamos trabajando en todos los trámites administrativos para poder pagar con la recomposición anunciada por el gobernador Insfrán en el próximo cronograma, y confiamos en que lo lograremos”, señaló.

En ese marco, resaltó que “el primer mandatario provincial anunció un aumento del 30% para todos los pensionados de la provincia, retroactivo a al mes de marzo, es decir que además de cobrar en junio los $4000 que ya va a llevar este beneficio recibirán también casi $2000 correspondiente a la retroactividad desde marzo, o sea un global de alrededor de $6000””.

Señalo que oportunamente se informara los días en que se estarán cancelando, aunque se daría dentro de los primeros diez días del mes entrante.

“Incluso pudiéramos sumar más prestaciones y servicios sin cargo, dado que cuentan con planes y programas de otras aristas y que contribuyen en todo sentido a mejorarles las condiciones de vida de nuestros abuelos”.

Indico que este aumento impacta en la totalidad de los beneficiarios del IPS en toda la provincia, para destacar que “se trata de una decisión de profunda connotación inclusiva y sobre todo equitativa, porque dispone dar más a quien menos tiene, con el solo propósito de ir equilibrando desigualdades y situar a más personas por sobre una línea de vida digna”.