Pequeños productores de El Quebracho valoran acompañamiento de la provincia

Compartir

Desde la Asociación de Pequeños Productores de El Quebracho se destacó el constante acompañamiento que reciben por parte del Gobierno provincial, lo cual se traduce en asesoramiento de los técnicos del Ministerio de la Producción y Ambiente y el Instituto PAIPPA, además de la organización de remates, instalación de infraestructura adecuada y provisión de servicios.

David Gutiérrez, promotor PAIPPA y tesorero de la Asociación de Pequeños Productores de El Quebracho, remarcó que “nosotros estamos incluidos dentro de la gran familia paippera y somos acompañados en todo momento” desde la provincia.

“Dentro del predio de la asociación se hicieron trabajos manuales con raleos, pequeñas picadas y otras cosas para que el pasto se vea protegido de las altas temperaturas que están reinando”, precisó, comentando además que “estamos culminando un trabajo para 30 productores que se trata de cerramiento de hectáreas”.

Contó que “lo que principalmente se cultiva es el gatton panic, que es un pasto que se adapta muy bien y muy fácilmente a la zona”, subrayando que “los productores ven las experiencias que se han hecho dentro del predio de la asociación y las vuelcan en sus propios lugares”.

“Prácticamente, los 70 productores que tenemos dentro de la asociación son todos pequeños –puntualizó-. Y la buena noticia que tenemos para darles es que se van a cultivar más hectáreas de pasturas, lo que sin dudas traerá aparejadas otras cuestiones, como el mejoramiento genético y más producción de ganado mayor y menor”.

Hizo notar que “hace 15 o 20 años atrás nosotros teníamos que ver cómo nos íbamos a organizar en grupos y tratar de generar ideas y estrategias para producir mejor, mientras que hoy el Estado provincial está presente los 365 días del año a través del compañero, nuestro gobernador Gildo Insfrán, que nos da herramientas para que los nativos del lugar y algunos que nos capacitamos en otro lado podamos volver a nuestra tierra para acompañar a esta gestión”.

Impacto de remates

Por su parte, el productor Antonio Palavecino, también de la asociación de pequeños productores, relató que “nos reunimos con un grupo para evaluar diversos temas, como por ejemplo trabajos de pasturas que se van a hacer en el oeste, algunas ventas de hacienda que se hicieron y el próximo remate que se hará más adelante”.

“El impacto que han tenido los remates en la zona ha sido muy importante, tanto en lo social como en lo económico, fundamentalmente en El Quebracho –recalcó-. Lo vemos en las comunidades originarias y en las criollas que llevan sus animales para comercializar, en quienes hacen sus comidas regionales para vender en el marco del evento, recibimos visitas de otros lugares, es decir, hay un movimiento muy importante”.

Puso de relieve que “cuando arrancamos en la asociación en el 2001-2002 teníamos 15 productores, mientras que ahora tenemos 70 nucleados y siempre acompañados de las políticas del gobernador Insfrán, lo cual ha hecho que crezcamos en todo sentido”.

“Hemos venido trabajando bastante en un tema que nos tenía preocupados a todos los productores que era la regularización de las tierras. Una vez que conseguimos esto, ya nos pusimos a trabajar en el tema del agua y luego incorporamos genética, para lo que necesitamos las pasturas. En eso estamos poniendo mucho foco”, consignó.

Acentuó que “de las 180 hectáreas que posee el predio de la asociación unas 60 ya están sembradas con pasto gatton panic y tenemos instalaciones para hacer los remates, corrales móviles y una balanza, todos provistos por el Ministerio de la Producción de la provincia”.

“Contamos con el acompañamiento y el asesoramiento técnico del Gobierno provincial y merced a ello se han podido lograr todos estos avances”, destacó, categórico. “Estamos en el buen camino de convertirnos en un polo productivo ganadero, ya que la ganadería se está expandiendo y nosotros tenemos la gran posibilidad de poder ofrecer mucha hacienda en muy buen estado”, concluyó.