Pérez: “Se busca garantizar el acceso a los alimentos a precios justos”

Compartir

Edgar Pérez, a cargo de la Subsecretaría de Defensa al Consumidor y Usuario, puso en valor las acciones comunes entre el Gobierno Nacional y la gran mayoría de las provincias para resolver el tema de los precios.

Este miércoles 27 por la tarde, el presidente Alberto Fernández encabezó un encuentro con 20 gobernadores, entre ellos el formoseño Gildo Insfrán, marco en el que se firmó un convenio para garantizar el cumplimiento de la resolución de la Secretaría de Comercio Interior que dispuso el congelamiento de precios de más de 1400 productos de consumo masivo.

Al respecto, en declaraciones recogidas por AGENFOR, Pérez se mostró optimista respecto del cumplimiento del acuerdo, a partir de “los números de la primera aproximación que hemos tenido luego de la reunión con el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, y de haber hecho pública esta resolución que congela precios, retrotrae algunos al 1º de octubre y los extiende hasta el 7 de enero”.

Subrayó que “existe un Estado presente, un Gobierno nacional y popular que busca garantizar el acceso a los alimentos a precios justos, cuidando el bolsillo de los argentinos”.

Aseveró que en esa línea se viene trabajando y que ello se pudo ver en el primer relevamiento que han realizado, donde “casi coincidentemente con lo que sucede en la Capital Federal y Provincia de Buenos Aires, las cadenas nacionales están en ese cumplimiento” del acuerdo.

Según describió, el mismo tiene dos facetas: una es que el producto exista, en tanto que la segunda, que el precio fijado de ese listado para la provincia de Formosa se cumpla.

Agregó además que, tal como lo planteó el secretario Feletti en la reunión, “en el transcurso de esta semana hubo varias estrategias en curso: una vez superada la instancia de reunirse con la industria productora de alimentos, donde existe una alta concentración, se avanzó con los distribuidores y los mayoristas porque son quienes tienen más impacto en las provincias”.

En este punto, realzó que “el gobernador Insfrán fue muy claro, más allá de la reunión de este miércoles que ratifica su decisión política y su acción, porque estar sentado allí con el resto de los gobernadores, es un apoyo por convicción de la decisión que tomó el Gobierno Nacional y que se instrumenta en este tiempo”.

De manera que “nos queda mucho camino por recorrer y trabajar”, marcando que “ya se han generado reuniones con las cámaras de los pequeños comerciantes de Formosa, como la Capymef y la Federación Económica”, las cuales han expresado su voluntad de colaborar, dijo.

Asimismo, advirtió que “hay muchas cosas que vienen de afuera y son presas de esta cadena de especulación”, por lo que “el trabajo es siempre de abajo hacia arriba, entendiendo qué pasa en cada jurisdicción y poniendo en conocimiento a partir del compromiso que cada comercio aporta o adopta, para mostrar quiénes no les cumplen a ellos y hacen imposible a veces que le puedan cumplir al pueblo”.

No obstante, Pérez afirmó a esta Agencia que “tenemos que ser claros porque si no adoptan esta posición de compromiso, es muy difícil llevar adelante una medida”, acentuando que “tampoco tenemos que caer en que solamente el único remedio sea aplicar la máxima rigurosidad de la ley”.

Diálogo y consenso

Por ello, “desde nuestro punto de vista, está bien la estrategia de llamar a una mesa de diálogo porque también pone al desnudo que los intereses en la Argentina están altamente concentrados en muy pocos poderosos que manejan mucho de la economía, particularmente la comercialización de alimentos, y defienden otros objetivos: no les interesa el bolsillo del trabajador ni si una familia argentina puede o no comprar los alimentos”.

“Sólo les importa su bolsillo, dónde van a fugar sus capitales y cómo se van a asociar con otros para tener más poder”, fustigó categórico, repudiando que “tienen el monopolio, se asocian todos en contra del interés del pueblo argentino”.

“Por eso, fue importantísima la señal que dio el Gobierno Nacional de parar la pelota acá, sentarnos a discutir y abrir un impasse de tres meses, pero que el final no sea el 7 de enero, sino que se pueda seguir trabajando en beneficio de la comunidad y no del interés particular de un sector”, finalizó.