Compartir

Más de 170 responsables de diversas áreas estuvieron presentes en una nueva edición de este espacio formativo a cargo de la cartera de género provincial.

Este miércoles 5 de octubre, la Secretaría de la Mujer llevó a cabo una nueva capacitación en el marco de la Ley N°27499 más conocida como “Ley Micaela”, a todo el personal jerárquico del Ministerio de Cultura y Educación de la provincia, en el auditorio del Teatro de la Ciudad.

En esta oportunidad, se capacitaron casi 200 personas entre las que se encuentran el titular de la cartera, Luis Basterra; la subsecretaria de Educación, Analía Heizenreder; directivos de niveles educativos, responsables de áreas, delegados zonales y sus equipos técnicos.

En ese sentido, la secretaria de la Mujer, Angélica García, consideró que este espacio de formación en dicho ministerio es “de suma importancia” por la cantidad de recursos humanos con los que cuenta y trabajan dentro del sistema educativo provincial.

“Hubo muchísimos inscriptos, es importante, porque si hay un ministerio que tiene el trabajo articulado con los niños, jóvenes, padres y la comunidad es este”, sostuvo.

Y agregó: “Son ellos los que detectan que algo está ocurriendo en el niño, joven, la familia y qué mejor que recibir esta capacitación donde se otorgan herramientas para eliminar la violencia de género”.

Asimismo, la funcionaria recordó que este espacio formativo es “integral” y celebro que, a pesar de la asistencia obligatoria, se notó un compromiso de los participantes en cuanto a la temática.

Por su parte, Basterra manifestó que la cuestión de género “afecta transversalmente a la sociedad que maduró y entendió que todas las personas tienen los mismos derechos y que, durante mucho tiempo, a lo largo de la historia hubo un sentido de discriminación, de sometimiento de muchísimas mujeres”.

“Sin dudas que requería un marco normativo para que el sentido de igualdad se exprese de manera contundente, es muy importante que cada uno de nosotros reveamos nuestras conductas, nuestra percepción del otro o la otra”, consideró.

Y añadió: “Por eso la Ley Micaela es un instrumento que nos interpela a todos como sociedad, para asumir la genuina actitud de respeto por los derechos, particularmente de las mujeres y aquellas personas que se autodefinen de acuerdo a su propio sentir y a su propia decisión”.

Del mismo modo, el ministro reflexionó en que las consecuencias de “una actitud violenta y de sometimiento a la mujer” se han traducido en una cantidad “importantísima” de femicidios y de abusos físicos y sexuales, por lo que esta ley “viene a promover que la sociedad se interpele”.

“Hay leyes que salieron, como la de femicidio, que agrava la pena cuando ocurre el asesinato de una mujer por su condición de género, pero esta ley además es propositiva, porque hace que todas las instituciones tengan que debatir esta problemática, asumirla como un desafío genuino de la sociedad más allá de la ley y que cada uno aprenda a respetar al otro y la otra”, aseveró.

Por último, Basterra resaltó la “amplísima concurrencia” del personal de su cartera y dijo estar “muy satisfechos” por ello, ya que en principio eran 1700 los inscriptos, pero se superó ese número llegando casi a 200 sumándose personal técnico de las diversas áreas.