Compartir

Uso correcto de E.P.P, técnicas de RCP y asistencia a politraumatizados fueron desarrollados de manera teórico – práctica

El equipo de salud de Lamadrid, comunidad asentada en el centro noroeste de la provincia, recibió una nueva capacitación destinada al adiestramiento y la actualización de conocimientos sobre múltiples temas, vinculados a brindar a los pacientes una mejor atención.

La jornada estuvo a cargo de profesionales del hospital de Las Lomitas, quienes vienen desarrollando consecutivas capacitaciones en los hospitales y centros de salud que se distribuyen en su área de cobertura, la cual corresponde al distrito sanitario II.

Cabe señalarse que, en la oportunidad, los temas abordados fueron: uso correcto de los elementos de protección personal (E.P.P), técnicas de reanimación cardiopulmonar básica (RCP) para niños y adultos, además de  asistencia y traslado del paciente politraumatizado.

Respecto al uso de E.P.P. remarcaron que, “apuntamos a optimizar al máximo esta práctica, para un mejor abordaje de los eventuales pacientes de COVID que puedan presentarse”. Hicieron hincapié en los pasos que deben seguirse para la colocación de cada uno y, sobre todo, en los momentos de retirarse y desecharse “ya que, son clave para evitar contaminaciones y transmisiones del virus”.

Por otra parte, fueron repasadas las técnicas de reanimación cardiopulmonar, a fin de afianzar el entrenamiento del personal “que pueda encontrarse en un episodio con riesgo de muerte, como consecuencia de un paro cardiorespiratorio”.

En ese sentido, precisaron la importancia de cada una de las maniobras que, “aplicadas en conjunto, de manera oportuna y adecuada”, aumentan notoriamente las “probabilidades de sobrevida del paciente que está en riesgo”, y fueron repasadas “de manera práctica, entre los colegas”.

Acerca de la asistencia a los pacientes politraumatizados, recordaron que,  a raíz de un accidente, por ejemplo, de tránsito, la persona puede presentar varios traumatismos, es decir “más de una lesión”, de las cuales “algunas pueden ser graves e incluso comprometer su vida”. 

Insistieron, por eso, en la importancia de que el equipo que participa en la asistencia, esté capacitado de la mejor manera para trabajar de forma coordinada, intervenir adecuada y oportunamente, con maniobras correctas que disminuyan “el riesgo de muerte”.

Para concluir, señalaron que está comprobado que “la asistencia y los primeros auxilios que se dan en los primeros momentos, cuando ocurren estos hechos, muchas veces aumenta la posibilidad de sobrevida del paciente, como también la prevención de las secuelas que puede sufrir y la efectividad en su recuperación”.