Personas que se encuentran en los centros de aislamiento son destinatarios de un permanente monitoreo de salud

Compartir

Con controles y atenciones integralesque abarcan el seguimiento de síntomas asociados al COVID – 19 y la consulta por otras patologías

El Gobierno de la provincia, a través del Ministerio de Desarrollo Humano y los equipos de los centros de atención primaria y de los hospitales de toda la provincia, continúa brindando atenciones y un abordaje de salud integral a las personas que cumplen la cuarentena preventiva, en los distintos centros de aislamiento (CAP), de la capital como del interior. 

En este marco, el director del centro de salud del barrio 8 de Octubre, Dr. Marcelo Silva, quien tiene a su cargo la vigilancia de las personas que se alojan en el CAP “Aranda”, ubicado en el barrio Juan Domingo Perón de la jurisdicción cinco de la ciudad,  comentó que diariamente, además del seguimiento para los controles de los síntomas de COVID – 19, las personas que dan cumplimiento a la cuarentena, reciben múltiples atenciones integrales”.

Cabe destacarse, que las mismas se ofrecen  de acuerdo a los protocolos establecidos para la prevención de la circulación, transmisión y contagio de COVID – 19 y se realizan desde distintas especialidades médicas. Paralelamente se dan  otros servicios dirigidos a cuidar su salud.

Respecto al contingente actual, el profesional mencionó que se trata de 18 personas, entre niños y adultos “que ya están aprestos a recibir el alta porque, gracias a Dios, todos ya cuentan con dos hisopados de resultados negativos”.

Sin embargo aclaró que, “hasta el último momento que están alojados les hacemos todos los controles que tenemos planificados, y que se acentúan en los pacientes que tienen diagnósticos de patologías crónicas como diabetes, sobrepeso, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, asma y otras respiratorias, entre otras”.

Explicó que cada grupo, recibe los controles a cargo de  un equipo de médicos, odontólogos, enfermeros, psicólogos y trabajadores sociales”. Y, según las necesidades, “se gestiona la interconsulta con especialidades como nutrición, psiquiatría y otras”.

“Por ejemplo, con el nutricionista, que evalúa el estado nutricional de cada paciente y les da una dieta específica en los casos necesarios”, como hiposódica para los hipertensos, o hipoproteica para los diabéticos y otros casos especiales, precisó el funcionario.

A su vez, en cada renovación de contingente, se procede a efectuar una minuciosa entrevista a cada persona, para saber si tiene alguna patología de base, si son pacientes oncológicos, o si presentan síntomas que indiquen que pueden tener alguna otra enfermedad. “Esto nos ayuda a interiorizarnos sobre cada paciente y a programar las evaluaciones y el seguimiento”.

Controles de temperatura, tensión arterial y glucemia. Vacunación y entrega de los medicamentos necesarios para cada patología, sean crónicas o agudas estacionales, más la gestión de interconsultas, enumeró entre los servicios ofrecidos a diario.