Compartir

En atención a los distintos requerimientos formulados a esferas federales como Vialidad Nacional – Distrito 22 Formosa-, desde hace largo tiempo, a fin de que se adopten todas las medidas materiales necesarias con la finalidad que el denominado Puente Blanco ubicado sobre la Ruta Nacional 11 en la zona norte de ingreso a nuestra ciudad; deje de convertirse en un lugar donde prácticamente todos los días se producen gravísimos accidentes viales.

Advierte que en ese sector se forma, “un cuello de botella” puesto que confluyen una gran circulación de vehículos constituidos por los, transportes urbanos de pasajeros, camiones de carga, colectivos de larga y media distancia, motovehiculos, bicicletas, peatones, componiéndose todo este tramo de la Ruta 11 en una traza internacional, ya que es utilizada por todo el movimiento vehicular que proviene y se desplaza hacia la Republica del Paraguay.

Considera que el mismo “fue proyectado para una realidad diferente a la que vivimos hace unos cuantos años, ya que por el mismo puente también se desplazan vecinos que viven en los populosos barrios del denominado Circuito Cinco y que vienen a trabajar, estudiar o realizar diversas actividades al centro de nuestra ciudad capital, y siendo que siempre obtuvimos respuestas parciales y evasivas para lograr una solución de fondo; desde la Defensoría del Pueblo interpusimos ante el Juzgado Federal 1 a cargo del Dr. Fernando Carbajal – Juez Subrogante-, una Medida Judicial con habilitación de días y horas inhábiles”.

Explico el Defensor que “planteamos la situación a la justicia toda vez que consideramos que en estos días por las fiestas de fin de año e inicio de  los recesos escolares y administrativos, es normal que aumente el transito por este viejo puente que se ha transformado en una trampa mortal, sobre todo cuando no existe luz de día”.

Dijo que “pedimos se ordene a la Dirección Nacional de Vialidad -Distrito 22-, que presente de manera urgente en el plazo que el juez lo estime prudente un plan  de obras para superar las problemáticas de la siniestralidad del Puente Blanco,  y además entretanto la demandada despliegue todo sus recursos humanos y materiales con el único objetivo de prevenir la ocurrencia de siniestros viales en la zona del citado puente, debiendo coordinar tales acciones con los organismos competentes”.

El Ombudsman Provincial, José Leonardo Gialluca, expuso que la “Justicia Federal ha entendido que todo lo requerido no reviste la naturaleza de urgente para los ciudadanos formoseños y por ello el Juez Federal Subrogante Fernando Carbajal ordenó que la causa vuelva a despacho para resolverla oportunamente”.

El funcionario Provincial señaló que confía en la justicia y recordó que las obras viales, puentes, plantas potabilizadoras, el acueducto para llevar agua hacia las localidades del oeste provincial, el ramal ferroviario C-25 Belgrano Cargas, viviendas sociales,  etc. “ tendrían que estar ya finalizadas dentro de lo que fue el lanzamiento del denominado -Plan Belgrano- y que resulto a la postre únicamente un ambicioso programa de inversiones que nunca tuvo presupuesto y que pretendió saldar la -deuda histórica- que el país tiene con las provincias del norte, esto es las que conformamos el NEA y NOA, por lo que ante ese estrepitoso fracaso, estamos haciendo valer el derecho de todos los ciudadanos formoseños a través de la Justicia Federal para que así se comprometan realmente en un plazo o termino prudencial a llevar a cabo las obras que se necesitan para que no sigan muriendo mas personas, tal como la ha denunciado también la propia Fundación “Unidos por el Dolor”.