Piden a los vecinos profundizar las medidas de prevención contra el dengue en los días lluviosos

Compartir

Reiteraron la importancia de intensificar los cuidados destinados a evitar la presencia de mosquitos en las casas y los alrededores, durante y luego de las lluvias.

Desde el Ministerio de Desarrollo Humano, recordaron una vez más a la comunidad, que los días lluviosos, de alta humedad, con temperaturas que aún son cálidas o templadas, son muy propicios para la reproducción del mosquito que transmite la enfermedad del dengue, el Aedes aegypti, especie que habita preferentemente en las casas, alrededores y otros lugares concurridos por las personas.

“Los días de lluvias están presentándose muy seguido, consecutivamente. Esto favorece la acumulación de agua en los recipientes y así se forman los criaderos, donde los mosquitos ponen sus huevos y luego nacen nuevos mosquitos, que pican transmitiendo la enfermedad”, aseguró el responsable del Departamento de Vectores, veterinario Alejandro Romero.

Asimismo, resaltó que en los últimos días “podemos ver que hay un aumento en la población de mosquitos, no solo del vector del dengue, sino de otras especies” y aseguró que esto se debe a las condiciones ambientales que estamos teniendo y que “si no tomamos los recaudos necesarios va seguir en aumento cada día más”.

En este marco, solicitó de manera contundente “acentuar los cuidados preventivos, tomarnos un momento del día para cumplirlos, repartirnos con los otros miembros de la familia esos cuidados para no perder de vista ninguno y que entre todos, podamos hacer lo necesario para evitar por un lado, la proliferación de mosquitos y, al mismo tiempo, la enfermedad”.

Enfatizó seguidamente que “primordialmente, debemos evitar y eliminar cualquier objeto o recipiente que pueda ser un criadero de mosquito” es decir, aquellos que sean ahuecados, formen paredes y que en su interior puedan juntar agua, sobre todo los que “muchas veces dejamos tirados en los patios y no tienen ninguna utilidad” o por ejemplo “los que usamos a diario pero quedan afuera del techo y acumulan agua igual”.

Dijo que, los restos de juguetes, latas, neumáticos, botellas descartables y todo objeto similar “que no utilizamos” deben ser desechados en una bolsa bien cerrada.

Mientras que los baldes, palanganas, cisternas, tanques, aljibes, piletas de lona, según su tamaño y según se pueda “deben colocarse bajo techo, en posición boca abajo o ser tapados herméticamente cuando se usan para juntar agua, para impedir que en ellos ingresen los mosquitos y pongan sus huevos”.

Los floreros, macetas y portamacetas, deben ser desagotados diariamente, o bien, reemplazar el agua por arena. Esto debe repetirse con los recipientes recolectores de agua de acondicionadores de aire, con los bebederos y comederos de mascotas “que diariamente deben ser desagotados y luego hay que refregar sus paredes para eliminar los huevos de mosquitos que quedan adheridos a las paredes”.

Uso del larvicida

Aconsejó igualmente, el uso del larvicida Bacivec, para matar las larvas de mosquitos que están en los recipientes que no pueden ser tapados o desagotados, también en sumideros y rejillas por ejemplo “siguiendo siempre las instrucciones de los brigadistas”.

Indicó que este líquido “no es nocivo para animales ni seres humanos” por lo tanto, puede aplicarse con tranquilidad en la casa y “es muy efectivo para eliminar las larvas y lo entregan gratuitamente los brigadistas cuando visitan las casas”.


Repelentes e insecticidas
También aconsejó el uso de insecticidas que ahuyenten a los mosquitos de las viviendas, en cualquiera de sus formas de presentación: espirales, tabletas, aerosoles, spray, y otros. “Colocar mosquiteros y telas mosqueras en puertas y ventanas, o bien mantenerlas cerradas”, sugirió al mismo tiempo.

Y agregó la aplicación de repelentes para evitar las picaduras, colocándolo cada dos o tres horas, sobre la piel y sobre la ropa, especialmente cuando vamos a estar al aire libre y en las horas de mayor actividad de los mosquitos, al amanecer y atardecer”, recalcó.