Pietragalla desmintió a Félix Díaz: “Sus declaraciones son una locura y claramente una mentira”

Compartir

El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, desmintió al autodenominado “cacique qom” Félix Díaz, quien aseguró que se le pidió que militara para el Gobierno Nacional. “Todo forma parte de la operación que están haciendo los grupos concentrados de comunicación con el tema de Formosa”, denunció el funcionario nacional.

En diálogo con Radio El Destape, declaraciones de las que se hizo eco AGENFOR, Pietragalla Corti rebatió: “Las afirmaciones de Díaz son una locura y claramente una mentira”, y vinculó las acusaciones con las denuncias en Formosa como parte del mismo “ataque mediático” de los medios hegemónicos de comunicación.

“Estoy un poquito agotado ya de tener que estar explicando las cosas que no pasan”, comenzó diciendo el secretario de Derechos Humanos de la Nación, quien tras visitar la capital formoseña, recorrer y supervisar los Centros de Alojamiento Preventivos (CAP) y los Centros de Asistencia Sanitaria (CAS), manifestó: “No hay centros clandestinos de detención ni se violan sistemáticamente los derechos humanos en la provincia”.

Expuso que “venimos trabajando hace más de un año en la Secretaría y nos encontramos con muchos empleados y empleadas en situaciones irregulares” de la gestión de Cambiemos, por lo que “estamos articulando para resolver situaciones”.

En ese marco, se concertó la reunión con Díaz y otros referentes de pueblos originarios, ya que en el Consejo Consultivo Indígena, del cual Díaz es titular, “encontramos una situación totalmente irregular”, donde “no hay nombramientos legales” y está “todo en conflicto”.

“Desde principios de año tuvimos toda la voluntad para hablar con ellos, para que sumen al trabajo de la Secretaría de Derechos Humanos”, manifestó Pietragalla Corti, aunque aclaró que “entendíamos que se tenían que sumar dentro del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), donde está la representatividad de todos los pueblos originarios del país”.

Por ello, de ese tema se empezó a hablar en la reunión que mantuvieron el miércoles, de la que participó la presidenta del INAI, Magdalena Odarda.

Operación mediática

“Estuvimos más de una hora reunidos (con Díaz) hablando, tratando de explicarle lo importante que sería que ellos pudieran trabajar dentro del INAI, no por afuera, porque teníamos que fortalecer las instituciones del Estado que estaban elaboradas y que se habían conformado para un trabajo específico”, expuso Pietragalla.

Recordó a su vez que “ya tuvimos varias situaciones complejas con ellos, donde nos quisieron hacer un acampe en la ESMA y les explicamos que estamos en pandemia y que por eso la gente no está trabajando” de manera presencial, apuntando que “querían ir al lugar, pero no son trabajadores legales de la Secretaría, no están contratados por el organismo porque cuando terminó el mandato de Cambiemos ellos no tenían ninguna situación contractual con el Estado Nacional”.

Cuestionó, según recogió esta Agencia, que mientras “estamos en un diálogo, de golpe quedamos así. Estuvimos en un acto muy emotivo por la conmemoración (del femicidio) de Natalia Melmann en Miramar y después (Díaz) dio la nota en el diario Clarín”.

Al mostrarse sorprendido por tal actitud, el secretario reprochó que todo “claramente está armado en un marco de operación que están haciendo los grupos concentrados de comunicación con el tema de Formosa”, denunciando que “acá hay una vinculación directa con eso, está claro”.

Consultado sobre si desde la Secretaría de DDHH van a restablecer el vínculo con Díaz y los demás referentes, respondió: “Él se levantó y se fue de la reunión, ya que no quería entender lo que le estábamos planteando”.

Dejó en claro que “jamás le podría exigir que milite en una campaña, la verdad, ya parece cómico”, advirtiendo que “hay un ataque rotundo hacia la militancia y al compromiso”.

“¿Cómo yo le voy a decir (a Díaz) que se sume a militar a una campaña que ni siquiera sabemos si va a estar? Es una locura”, aseveró.

“Les propusimos que se sumen a trabajar para pensar la problemática de las comunidades indígenas –reiteró-. Tal es así que muchas de las personas de distintos pueblos y comunidades se quedaron en la reunión. Tenemos una fecha para continuar reuniéndonos la semana que viene, por eso digo que me sorprendí con esto”.

Formosa

Respecto de la situación en Formosa, Pietragalla Corti reiteró que “en el marco de la pandemia, la provincia tenía medidas estrictas en restricciones de circulación y hoy sabemos que al bajar el número de contagios empezaron a flexibilizar en un montón de ciudades en medidas que tenían”.

“Yo lo dije desde el primer momento, en una conferencia de prensa: claramente no encontré una situación como la que se venía denunciando”, recalcó, acentuando que “fuimos porque nos invitó el mismo gobernador (Gildo Insfrán) y recorrimos los lugares que quisimos”.

Hizo notar que “encontramos una situación muy estricta como las que se vivieron en todas las provincias del país en el inicio de la pandemia y que Formosa, por política sanitaria, la está llevando adelante y yo no soy nadie para discutir”.

“Hay que mejorar cosas y lo hablé con el Gobernador y los ministros. Hay que tener un abanico de posibilidades para que la gente entienda qué se está llevando adelante y quedamos en formar a la fuerza de seguridad”, sostuvo.

Finalmente, remarcó que en la provincia “claramente no hay un plan sistemático como estaba llegando a los medios, porque hablar de centros clandestinos y de desaparición forzada es una banalización de delitos muy graves y la Argentina tiene una historia con eso”.

“Pero uno dice una cosa y sale otra, esto es parte de lo que quizás sabemos que pasa en nuestra Argentina”, cerró.