Plan GanAr: Ibáñez sostuvo que esta política se complementa con las acciones provinciales

Jorge Ibáñez, ministro de Economía, Hacienda y Finanzas
Compartir

El ministro de Economía de la provincia de Formosa, Jorge Oscar Ibáñez, destacó el rol del Estado presente que se manifiesta a través de diferentes medidas a nivel nacional que buscan frenar la inflación principalmente en el sector de los alimentos, como el reciente anuncio del Plan GanAr, Ganadería Argentina 2022-2023, que el Gobernador de la provincia, Gildo Insfrán, firmó junto al titular de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, y gobernadores de otras provincias el acta de adhesión a esta línea de financiamiento para productores ganaderos y la industria de la carne.

Esta nueva línea de créditos por 100 mil millones de pesos tendrá una bonificación de 7 puntos porcentuales sobre la tasa que las entidades bancarias otorgan actualmente a los productores y estará vigente para los productores ganaderos y la industria de la carne a partir de febrero de 2022.

El objetivo que se manifiesta en el acta firmada por el Gobernador de la Provincia es financiar el aumento de la producción, fomentar las exportaciones y la capacidad y adecuación industrial en carnes, leches y sus subproductos. También establece que «las provincias, a través de sus instancias competentes, con el asesoramiento de las entidades representativas de los sectores involucrados evaluarán la factibilidad y propuesta de adjudicación».

Esta batería de medidas busca desdoblar los valores internacionales, principalmente del trigo y el maíz, y de esta forma poder controlar su incidencia en el precio de los alimentos.

El titular de la cartera económica de la Provincia remarcó que estas políticas nacionales se complementan con las acciones que ejecuta el Gobierno de Formosa. Un ejemplo de ello es el PAIPPA, un organismo con más de 15 años que tiene como principal fin el acompañamiento del Estado al pequeño productor y que en estos años logró que su producción llegue directo al consumidor cortando con los intermediarios.

Sumado a estas acciones provinciales, durante la pandemia nace el Programa Soberanía Alimentaria por decisión del Gobierno de Formosa que tiene como fin ofrecer productos locales de calidad a precios accesibles al consumidor, una política pública que garantiza el acceso a los alimentos y productos básicos de consumos que se ven afectados por la suma indiscriminada de precios.

El programa recorre toda la provincia con precios accesibles en hortalizas, verduras, cortes de carne de un frigorífico local, arroz de una empresa formoseña, gas envasado, azúcar, frutas, entre otros. En este espacio de comercialización se destaca la producción primaria de los paipperos quienes a lo largo de todo este tiempo han comercializado lo que se produce estacionalmente en sus chacras.

Soberanía Alimentaria superó las 60 ediciones, en las que se vendieron más de 300.000 kilos de alimentos, que desde febrero de este año aportaron las familias que integran el Instituto PAIPPA, de los cuales 145.000 fueron de frutas, verduras y hortalizas. El crecimiento constante del Programa permitió que sumado a la venta itinerante se instalaran tres puntos fijos de venta en la ciudad.

Por último, otras de las acciones gubernamentales que buscan disminuir el impacto de la inflación en el bolsillo de los formoseños y garantizar el acceso a los bienes básicos de consumo es la canasta navideña donde se acordó un listado de 14 productos al que adhirieron 28 supermercados y autoservicios, tanto de la ciudad de Formosa como del interior provincial.

El listado de productos que conforman la canasta navideña no supera los $2.700, está accesible en las góndolas y es identificada con la cartelería alusiva a las fiestas en cada uno de los locales comerciales adheridos, donde los consumidores podrán verificar la lista de productos con sus precios referenciados y también con la señalética que tiene cada uno de los productos.

Las medidas nacionales son acompañadas por el Gobierno de la Provincia de Formosa, ellas se suman a las acciones locales que se vienen realizando para atenuar el impacto que generó la pandemia en la economía familiar y contribuir con el desarrollo del sector productivo en cada punto de nuestro territorio.