Compartir

Desde la Defensoría del Pueblo de la Provincia se impulsaron sendas actuaciones tanto al Distrito N°18 de Chaco de Vialidad Nacional y asimismo al Distrito N°22 de Formosa  a fin de modificar las condiciones del Puente Blanco de nuestra ciudad.

El propósito está vinculado al objetivo de concretar acciones materiales urgentes en toda la zona del Puente Blanco ubicado sobre la ruta nacional 11, altamente transitada y que además es usada por miles de vecinos para ir a trabajar o estudiar hacia otros puntos de la ciudad capital de nuestra provincia.

El Ombudsman  José Leonardo Gialluca, señaló,  que son “intolerables y graves los accidentes viales en el Puente Blanco que ha sido superado por el número y diversidad de vehículos que lo utilizan los 365 días del año, llegándose hoy al punto que hasta las bicisendas son altamente peligrosas”.

“La promesa de reparaciones ya no es suficiente y por ello en nombre de todos los usuarios; exigimos a Vialidad Nacional y también a las Autoridades Federales Competentes,  a que doten a los ciudadanos de un lugar de tránsito seguro con carriles amplios, iluminados, bien señalizados, semaforizados , con lo cual motovehiculos, vehículos de todo tipo puedan transitar sin que tengamos accidentes y desastres todos los días”, expuso.