Compartir

Se sumaron otras prestaciones y la difusión de hábitos saludables

El equipo de salud del hospital de Ingeniero Juárez recorrió las comunidades originarias Km 30 y El Divisadero, situadas a pocos kilómetros de la localidad. Allí, brindaron atenciones médicas desde distintas especialidades, destinadas a niños y adultos, los cuales fueron complementados con otros variados servicios de salud.

En el caso de los más pequeños, recibieron controles antropométricos de peso, estatura y talla, acompañados por un completo examen que apuntó a detectar posibles trastornos nutricionales vinculados al crecimiento y desarrollo. La consulta abarcó también la detección y seguimiento de niños con patologías crónicas, y a los que presentaban síntomas de afecciones respiratorias estacionales, frecuentes en esta época del año.

Por su parte, las embarazadas fueron destinatarias de numerosos controles prenatales: peso, medición de glucemia y tensión arterial, control de latidos fetales y crecimiento uterino, entre otros. Seguidamente, fueron gestionados turnos para partos a término e interconsultas con otros especialistas, en los casos de pacientes que requerían una atención de mayor complejidad.

Los adultos, de distintas edades, fueron alcanzados con evaluaciones de enfermería y atenciones médicas para relevar el estado de salud general. El hincapié fue puesto en los que tienen diagnóstico de enfermedades crónica como: diabetes, hipertensión, sobrepeso, alergias, patologías cardiovasculares y otras, que requieren del seguimiento periódico del equipo de salud para asegurarle, al paciente, la continuidad de los tratamientos y una mejor calidad de vida.

Hábitos saludables

El equipo sanitario, dialogó con las familias para concientizar sobre la importancia de poner en práctica hábitos saludables para preservar la buena salud y evitar enfermedad de distintos orígenes, causadas por agentes infecciosos que, en la mayoría de los casos, se pueden evitar con la higiene y la buena alimentación, entre otros factores.

En tal sentido explicaron sobre la incidencia que tiene, en la buena salud, el consumo de alimentos sanos como, por ejemplo, los valiosos nutrientes que aportan las frutas y verduras; y hablaron de otros alimentos que deben estar presentes en las comidas del día; cómo deben prepararse y combinarse para aprovechar al máximo sus propiedades nutritivas.

Finalmente, en el marco de la prevención del COVID-19, se difundieron las medidas que apuntan a evitar la transmisión y contagio del virus. Hicieron hincapié en el lavado de manos, con agua y jabón, todas las veces posibles a lo largo del día, como medida fundamental de prevención y, a su vez, recordaron: quedarse en las casas, el distanciamiento físico con otras personas de 1,50 metros como mínimo, el uso del barbijo, no tocarse la cara y toser o estornudar siempre sobre el lado interno del codo.