KODAK Digital Still Camera
Compartir

En el marco del Día mundial del donante voluntario   de sangre los responsables de programa “Sangre segura  del Hospital de Alta Complejidad  agasajaron  a los donantes en su día y remarcaron la importancia de la donación del vital elemento asegurando que “donar sangre, es donar vida.”

La bioquímica  del programa “Sangre segura” del Hospital de Alta Complejidad, Griselda Salinas, recordó que  el 14 de junio se celebra en todo el mundo el Día Mundial del Donante de Sangre, en conmemoración al nacimiento de Karl Landsteiner, patólogo y biólogo austríaco, quien descubrió y tipificó los grupos sanguíneos.

 Remarcó que las transfusiones de sangre y los productos sanguíneos ayudan a salvar a millones de personas cada año, aumentando la esperanza y la calidad de vida de los pacientes con enfermedades potencialmente mortales, y permitiendo también la implementación de procedimientos médicos y quirúrgicos complejos.

La profesional significó que a pesar que todos los días se trabaja con la donación de sangre, en la fecha se brindará un agasajo a los donantes voluntarios , acción que se replicará  en las postas de donación de sangre del Hospital Central, La Madre y el Niño, Distrital 8.

Detalló que durante este mes se llevaron a cabo diferentes actividades  en localidades del interior como Las Lomitas, El Espinillo  donde se realizaron importantes donaciones de sangre. En ese sentido, Salinas remarcó la importancia de donar sangre asegurando que “la sangre es un medicamento, y existe innumerables patologías que pueden tratarse a través de sus hemocomponentes.”

Hizo hincapié en el hecho de que “la sangre no se compra, los seres humanos somos los únicos proveedores de ese preciado medicamento, razón por la cual es importante que la humanidad revalorice  la importancia de la donación.”

 Los componentes sanguíneos son requeridos en situaciones como accidentes, operaciones, trasplante de órganos, tratamientos oncológicos y pacientes con quemaduras graves, entre otros. Respecto de los mitos acerca de la donación de sangre, la bioquímica  aseguró que “nada es cierto, no adelgaza, no engorda, no tiene contraindicación alguna  y ni siquiera es necesario estar en ayunas y solamente es 450 mililitros lo que se extrae de cada donante.”

Finalmente explicó que para agasajar a los donantes se le entregó a cada uno un kit con golosinas, llaveros alusivos además de un exquisito desayuno con una variedad importante de productos de pastelería.