Pozo de Maza: policía asesinado y dos heridos en procedimiento antidrogas

Compartir

Fue durante un operativo rutinario que hacía la policía de la provincia por ruta provincial 39 y un camino vecinal a 4 kilómetros de Pozo de Maza donde pretendieron interceptar a dos sujetos que circulaban a bordo de una motocicleta. Los malvivientes atacaron a los policías con disparos de armas de fuego, causándole la muerte a un cabo y lesiones a otros dos efectivos más.

En la tarde del viernes, el ministro de Gobierno Jorge González junto al Jefe de Policía Comisario General Walter René Arroyo y el subjefe de la Dr. Comisario General Cirilo Bobadilla brindaron una conferencia de prensa,  donde precisaron que el atacante se encuentra internado en terapia intensiva y se busca intensamente al prófugo.

En el lugar de los hechos, la jueza de Instrucción y Correccional de la Tercera Circunscripción Judicial, Dra. Gabriela Soledad Plazas, junto al Fiscal Dr. Darío Gon y personal de la Policía Científica realizaron una inspección ocular procediendo al secuestro de 33 panes o ladrillos de marihuana prensada, con un pesaje superior a los 20 kilogramos.

Según se explicó la patrulla policial de la Dirección General de Drogas Peligrosas delegación Ingeniero Juárez realizaba un operativo rutinario, de prevención en la zona de Pozo de Maza, con todos los elementos de seguridad provistos por el estado provincial (chaleco, guantes, barbijos, linternas y equipos de comunicación) a fin de desarrollar el operativo señalado.

Alrededor de la 1 de la mañana de este viernes, durante recorridas preventivas llevadas a cabo por Ruta Provincial N° 39, al llegar a la intersección con un camino vecinal ubicado en las inmediaciones donde funcionaba el campamento Solidaridad los policìas observaron la luz de una motocicleta que venía en sentido contrario (Norte-Sur) con dos ocupantes que transportaban un bulto.

La pareja al notar la presencia policial, ingresó al ex predio Campamento Solidaridad, donde se detuvo.

Hasta allí se dirigió la patrulla policial, y previo a la voz de alto, e identificación de uno de los hombres con linternas, se produjo el primer disparo de los delincuentes, impactando en tres efectivos policiales.

Viendo a sus camaradas heridos, los policías también efectuaron disparos con armas de fuego hiriendo al autor de los disparos, en tanto el otro logró fugarse, dejando abandonada la motocicleta y el bulto que llevaban.

Traslado

La ambulancia del Centro de Salud de Pozo de Maza trasladó a los heridos hasta el mismo, constando el ingreso sin vida de uno de los policías el Cabo Mario Alejandro Anaquín de 23 años, en tanto que los otros dos efectivos y el malviviente fueron evacuados hasta el Hospital de Ingeniero Juarez y posteriormente al Hospital Central de esta ciudad para su atención más compleja.

Uno de los policías presenta impacto de bala en el muslo de pierna con orificio de entrada y salida en tanto que el otro efectivo presenta lesión con proyectil de arma de juego en brazo y pierna. Por su parte el agresor presentaba una lesión también de arma de fuego en la cabeza.

Notificada la jueza de la Las Lomitas, dispuso las diligencias de rigor y la jefatura de la Regional Seis la participación de efectivos de las dependencias del área a fin de realizar un amplio rastrillaje por todo el sector a fin de lograr dar con el sujeto.

A primera hora de la mañana la jueza de Instrucción y Correccional de la Tercera Circunscripción Judicial, Dra. Gabriela Soledad Plazas, junto al Fiscal Dr. Darío Gon y personal de la Policía Científica realizaron una inspección ocular procediendo al secuestro de 33 panes o ladrillos de marihuana prensada, con un pesaje superior a los 20 kg, dos equipos de telefonía celular, un revolver calibre 38, una motocicleta marca Honda XR de 125 cilindradas y otros elementos de interés para la causa, siendo todo trasladado a sede policial donde se inició la causa judicial correspondiente.

En cuanto a los lesionados, ambos efectivos presentan lesiones de consideración al igual que el sujeto, presunto autor de los disparos, quienes se encuentran en sala de cuidados intensivos del Hospital Central de esta ciudad.

Policía de luto

En conferencia de prensa, el Jefe de Policía Comisario General Walter René Arroyo señaló que toda la institución se encuentra “de luto” por el asesinato del cabo Anaquín, joven efectivo de la fuerza, que dejó además, a una viuda y dos hijos de 4 y 5 años.

“Es inmensa la tristeza que sentimos todos los integrantes de la policía. Quiero aclarar que no era un grupo comando, era un procedimiento de rutina, lo que se hace todos los días, todo el año en forma permanente, sorprendió la violencia que usaron” detalló.

Comentó el funcionario policial que en lo que va del año 2021, la fuerza realizó 25 procedimientos de estas características, y que este patrullaje de rutina no ameritaba la intervención de fuerzas especiales.

Además, tras escuchar algunas críticas expresó  que “Nos dijeron que somos una policía violenta, con una violencia estructurada, pero yo puedo decir que cuando reaccionamos es porque hubo una agresión previa. En este caso, en el tercer disparo, cuando muere Anaquín es que interviene uno de los integrantes de la patrulla para parar la agresión o iba a haber más fallecidos. Siempre los primeros agredidos somos nosotros” insistió Arroyo.

Por su parte el subjefe Bobadilla también se sumó a las condolencias hacia la familia del cabo Anaquín, y comprometió el acompañamiento permanente de la institución para ellos.

Un acto de entrega

Al hacer uso de la palabra durante la conferencia, el ministro de Gobierno Jorge González destacó el acto de entrega del cabo Anaquín, como el cumplimiento de la promesa que los policías hacen a la bandera de Formosa, de defensa de los formoseños.

Al hacer memoria dijo que no existen en el último tiempo hechos como este procedimiento, que derivaran en la muerte de un policía, y mencionó que anteriormente había fallecido el oficial principal Gustavo Ramón Bini hace ocho años y en el año 2003 el subcomisario (post mortem) de la Policía de la Provincia, Eber Miguel Falcón.

Consideró el funcionario que “Tenemos una policía sana, cuando muchos nos juzgan, son desde los parámetros que pueden llegar a tener en su lugar de origen” y agregó que “no vamos a emitir opinión sobre cómo es la policía en otro lugar porque no nos corresponde, hablamos por la policía de Formosa, hombres y mujeres que la conforman, personas a quienes respetamos y merecen respeto”.

En otro pasaje de la conferencia González negó que exista violencia institucional en la Policía, toda vez que desde el año 2007 existe en los planes de estudio de los policías en formación la perspectiva de derechos humanos, una adecuación que el gobierno provincial creyó necesaria.

“Esto no es porque ha sido impuesto, sino porque creíamos que era necesario una adecuación, desde el año 2007, mucho antes de que muchos otros hablaran de esto, acá ya lo implementamos” insistió.