Pozo del Tigre: Monitoreo domiciliario a pacientes diabéticos

Compartir

Con controles y recomendaciones del equipo de salud

En el marco de las acciones que se llevan adelante desde el Ministerio de Desarrollo Humano, para promover la prevención y el control de la diabetes, a lo largo del año, el hospital de Pozo del Tigre, realizó un nuevo operativo de control de los pacientes diabéticos en el barrio Laka Wichí de dicha localidad.

La licenciada Valeria Vega, del consultorio de diabetes, que funciona en el citado nosocomio, comentó que a pesar del contexto de pandemia “durante todos estos meses, no se interrumpió este servicio en el hospital y además continuamos haciendo periódicamente las visitas a los domicilios para hacer el seguimiento a nuestros pacientes”.

Asimismo, explicó que además del monitoreo permanente a los que “ya tienen diagnóstico” se realiza la pesquisa de los pacientes con factores de riesgo como sobrepeso, hipertensión “y otros que están asociados al desarrollo de la diabetes, mediante la consulta en el hospital y con la llegada a las casas”.

En ese sentido, indicó que fueron visitados más de una decena de pacientes que residen en el mencionado barrio wichí, donde se realizó “medición de glucosa en sangre y de peso, control de tensión arterial. Revisamos cómo están tomando sus medicamentos y les entregamos los necesarios para seguir sus tratamientos y chequeamos cómo están siguiendo las demás indicaciones médicas para una enfermedad controlada y estable”.

“Fueron también programados los turnos para las atenciones en el hospital, con los respectivos especialistas, de acuerdo a la necesidad de cada paciente y a su actual estado de salud”, agregó.

En la misma línea, mencionó que, el equipo de salud brindó paralelamente las recomendaciones sobre los cuidados que deben tener, haciendo hincapié en la alimentación sana que debe hacerse diariamente, “consumiendo mayoritariamente frutas y verduras”, como un “hábito fundamental en la prevención y control de la diabetes”.

Cabe destacarse, que la concientización y promoción para mantener el control de la enfermedad, se realizan sin pausa a lo largo del año. Están destinadas a los vecinos de esta localidad, como a los de otras comunidades y parajes que pertenecen a esta área de cobertura sanitaria.

“Y cuando trabajamos con comunidades aborígenes, se hace la traducción de los mensajes al idioma originario, que generalmente está a cargo del agente sanitario que nos acompaña”, señaló la licenciada.