Compartir

Ante las recientes lluvias caídas en la localidad de Pozo del Tigre, que generaron anegamientos en diferentes sectores de la urbanización y también en zonas rurales, se avanza en distintos frentes de trabajo como ampliar los niveles de profundidad de los desagües a los fines de incrementar la capacidad de escurrimiento.

El intendente tigrense, Alfredo Andrés De Yong, expuso que «hace unos días que venimos con lluvias en nuestro pueblo y en la madrugada de este lunes hemos tenido una fuerte tormenta, han caído unos 120 milímetros aproximadamente, lo que causó anegamientos en algunas calles, donde estuvimos trabajando».

Indicó que el gran volumen de agua caída en pocas horas hizo que fuera lento el escurrimiento. «Durante todo el año estuvimos haciendo trabajos para ir revirtiendo esta situación y seguimos haciéndolos», señaló, puntualizando que los mismos incluyen el levantamiento de los terrenos bajos, ampliar los niveles de profundidad de los desagües para dotarlos de más capacidad de escurrimiento, entre otras tareas.

Finalmente el jefe comunal aclaró que «no hubo necesidad de evacuar. No tenemos inundados ni daños mayores».