Compartir

El ministro de Economía, Jorge Ibáñez advirtió acerca de la “gran incertidumbre” en la aplicación del acuerdo de precios esenciales promocionados por la Nación.

Explicó  que en la ciudad capital habría -en principio- cuatro cadenas de supermercados y que en teoría comenzarían a presentar estos productos desde el próximo lunes, aunque  planteó tener la misma información que tiene la gente  a través de la página que tiene el ministerio de la Producción nacional  donde se encuentra detallada la lista de 64 productos  con sus respectivos precios.

Resaltó que “si estos precios se han acordado, definitivamente no podemos saberlo porque creemos que no se firmó nada, esto fue una reunión, una especie de pacto entre el gobierno y algunas grandes cadenas de formadores de precios y que hoy había una reunión más entre el presidente y los empresarios.”  , pero  aseguró  no tener conocimiento de que se haya firmado fehacientemente.

Como otra de las grandes dudas acerca de de ese tema, Ibáñez  expuso la necesidad de tener la certeza de  cómo haría el ministerio de Producción para controlar en todo el país  que se cumplimiento a los precios acordados ya que la secretaría de Comercio no cuenta con la estructura que antes tenía para controlar precios en góndolas.

Tras ratificar que “es todo una gran incertidumbre”, el funcionario afirmó que en los próximos días esperan tener una información más detallada para poder transmitirle a la comunidad que se encuentra expectante ante ese anuncio.

A su entender el principal problema es que esos precios fuero “anunciados anticipadamente, por lo que ya hay una remarcación en los productos que oscilan entre un 30 y un 40 por ciento como en el caso de la leche.”, por lo que planteó que hubo una remarcación de precios autorizada por la secretaría de Comercio para poder mantener los precios en estos meses.

Trajo a colación que anteriormente con los “precios cuidados”, existía la firma de un convenio escrito  con los productores de comestibles, con los cuales se acordaba mantener los precios  de los productos en góndolas por un plazo de tiempo determinado.