Prematuros de Clorinda recibieron la primera dosis del anticuerpo Palivizumab

Compartir

Además, se aprovechó la ocasión para aplicar las vacunas del calendario

Bebés que nacieron prematuros, a partir del 1 noviembre de 2020, recibieron la aplicación de Palivizumab, un efectivo anticuerpo, indicado especialmente para estos niños, con el objetivo de prevenir en ellos las enfermedades respiratorias agudas bajas causadas por el virus llamado “sincitial respiratorio”.

En este caso, se trató de chiquitos que residen en la localidad de Clorinda y otras cercanas, a quienes se suministró la primera, de las cuatro dosis que contempla el esquema de aplicación de dicho anticuerpo, que se suministra durante cuatro meses consecutivos, iniciando cada año en el mes de mayo.

El accionar tuvo lugar en el hospital distrital de Clorinda “Cruz Felipe Arnedo”, coordinado por el Programa Provincial de Seguimiento del Recién Nacido de Riesgo, dependiente del Ministerio de Desarrollo Humano, que tiene a su cargo el monitoreo, control, atenciones y asistencias a los niños prematuros. 

Cabe destacarse que, como se hace habitualmente, la aplicación fue acompañada por oportunas recomendaciones a los padres, mediante las cuales se informó sobre la importancia que tiene este anticuerpo para la salud de los niños; haciendo hincapié en que “debe aplicarse en tiempo y forma para lograr su máxima efectividad”.

El anticuerpo palivizumab está destinado a los bebés que nacieron con menos de 1,5 kg, antes de las 32 semanas de gestación. Tiene como propósito prevenir en ellos las enfermedades respiratorias provocadas por el virus sincitial “que afecta de manera particular a estos niños, debido a su bajo sistema de defensas y su estado vulnerable”, explicó la responsable del Programa de Seguimiento del Recién Nacido de Riesgo, pediatra Marilú Benítez.

La doctora explicó que el anticuerpo es igualmente administrado a los niños menores de 1 año “que sufren de cardiopatías congénitas complejas, que ya hayan tenido una cirugía o que estén por tenerla. Y los chiquitos, también menores de un año, que tienen displasia pulmonar y son oxígeno dependientes”.

Comentó que, en años anteriores a la pandemia, los bebés eran trasladados hasta el hospital de la Madre y el Niño para recibir el anticuerpo, pero desde “que estamos en esta situación sanitaria, enviamos las dosis hasta los hospitales distritales del interior para que las familias no tengan que venir hasta aquí, evitando que tengan que movilizarse y que puedan aplicar el anticuerpo a sus niños en su propia localidad o en las más cercanas posible”.

Hizo saber al cerrar que las siguientes aplicaciones están programadas para los meses de junio, julio y agosto, ya que las dosis del esquema deben hacerse cada 28 días, durante 4 meses seguidos.