Prematuros y prematuras de Ibarreta recibieron la primera dosis del anticuerpo Palivizumab

Compartir

Indicado para prevenir en ellos las enfermedades respiratorias agudas bajas

En el hospital de Ibarreta, fue aplicada la primera de las 4 dosis anuales del anticuerpo palivizumab que debe administrarse a los niñas y niños nacidos prematuros, a fin de prevenir el virus sincitial respiratorio, causante de infecciones graves en los pulmones.

La actividad fue llevada adelante por el equipo del nosocomio ibarreteño, en conjunto con el Hospital de la Madre y el Niño por medio del Programa de Seguimiento del Recién Nacido de Alto Riesgo.

Además del suministro del anticuerpo, los profesionales charlaron con los padres para informarlos sobre la importancia de que los pequeños y pequeñas, accedan a dicha inmunización, que se realiza de manera gratuita, sin ningún costo para las familias.

“El virus sincitial respiratorio puede afectar muy gravemente a los niños y niñas menores de 24 meses, es decir a menores de 2 años, especialmente a los nacidos prematuros”, explicó la directora del hospital de Ibarreta, doctora Diana Calas.

En ese sentido, amplió que, en esta oportunidad, fueron beneficiados bebitas y bebitos que viven en la localidad, que nacieron prematuros y estuvieron internados en el servicio de Neonatología del Hospital de la Madre y el Niño y que fueron seleccionados desde el consultorio del Recién Nacido de Alto Riesgo, según los criterios establecidos, para recibir el anticuerpo.

“Es un trabajo conjunto que hacemos entre ambos hospitales, no solo para aplicar el anticuerpo, como hicimos en este caso, sino también para el control pediátrico estricto que seguimos periódicamente para cuidar la salud integral de los recién nacidos y recién nacidas en condición de prematuréz”, aseguro

El palivizumab es una inyección que ayuda a prevenir ese virus y, en consecuencia, las denominadas Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (IRAB), causadas por él. Debe suministrarse a los prematuros y prematuras, que nacieron con menos de 1500 gramos, con menos de 32 semanas de gestación y a los que nacieron con cardiopatías congénitas.

Posee un esquema de 4 dosis mensuales, aplicándose durante los meses de mayo, junio, julio y agosto, para acentuar la prevención en la época de días más frescos y fríos del año, cuando las enfermedades respiratorias se desarrollan con mayor frecuencia.

En Formosa, por decisión del Gobierno de la Provincia, a través del Ministerio de Desarrollo Humano, se suministra a todas las niñas y a todos los niños que viven a lo largo y ancho de la provincia, tanto en la capital como en el interior.