Compartir

En el marco de las actividades delineadas por el Mes del Abogado, se presentó este jueves el libro “Los derechos personalísimos de niños, niñas y adolescentes”, en especial sus derechos a la salud y al cuidado del propio cuerpo con prólogo de Aída Kemelmajer de Carlucci, quien estuvo presente en el acto.

La actividad, organizada por el Consejo Profesional de la Abogacía, Comisión de Jóvenes Abogados, Fiscalía de Estado y el auspicio del Colegio de Magistrados y Funcionarios fue abierta al público en general, por la trascendencia del tema y tuvo gran concurrencia.

Así lo explicó la fiscal de Estado Stella Maris Zabala de Copes quien señaló la relevancia de los oradores y que las conferencias fueron abiertas y gratuitas, en dos salas en simultáneo.

Asistieron a la presentación el presidente del Superior Tribunal de Justicia Guillermo Alucín y  los jueces Ariel Gustavo Coll y Marcos Bruno Quinteros, funcionarios del gobierno provincial, la senadora María Teresa Gonzalez, legisladores provinciales, la Secretaria legal y técnica del PE Dra. Grissel Insfrán, el ministro de la Comunidad Aníbal Gómez, la presidenta del Tribunal Electoral Permanente Sandra Moreno, entre otros.

 “Este Consejo de la Abogacía abre sus puertas a todos sin excepción, porque ha entendido que hay temas que trascienden la especialidad y la profesión, son de todos. Comprendió que los derechos para poder ser ejercidos necesitan inexorablemente del conocimiento, debate de posturas, superar los prejuicios, es lo único que posibilita el empoderamiento” señaló la fiscal de Estado Stella Maris Zabala de Copes al brindar el discurso de apertura.

Agregó que “Tenemos miles de niños en la calle ahora que necesitan que se los considere sujetos de derecho y que efectivamente se tenga en cuenta su interés superior de políticas públicas que transforme su realidad social y económica y no conviertan en letra muerta sus derechos”.

Dijo que “La infancia y la adolescencia son formas de ser personas y tienen valor como cualquier otra etapa en la vida, necesitan derechos a cuidados especiales, a asistencia especial, a la salud, a impartirles educación de acuerdo con su edad y madurez, a ser oídas sus opiniones” y deseó que “estas jornadas se constituyan en un aporte a la visibilización de los derechos de los niños, niñas y adolescentes y que todos nos convirtamos en elementos de lucha, para lograr que no haya a esta hora niños en la calle”.

Aída Kemelmajer de Carlucci es una de las principales juristas del país. Ex integrante de la Corte Suprema de Mendoza hasta 2010, fue parte de la comisión de notables que elaboró el anteproyecto de reforma del Código Civil y estuvo en Formosa presentando el libro, escrito por la justista argentina Cecilia Grosman.

“Vengo a Formosa a presentar un libro de una gran jurista argentina, Cecilia Grosman, que a sus 90 años todavía tiene ganas de dirigir grupos para que se editen obras colectivas sobre la niñez. Vinimos a mostrarle a la gente joven como no importa la edad sino la voluntad de cambio” dijo en un breve contacto con la prensa.

“Además mi conferencia es sobre los derechos del niño sobre su propio cuerpo, una noción muy atada a otra que es el de la autonomía progresiva. Quiere decir que hay que irle reconociendo al niño, adolescente todas sus potencialidades y capacidades hasta que llega a la mayoría de edad, los 18 años. Es una orden que nos da la Convención de los Derechos del Niño que dice que al niño hay que formarlo para que cuando llegue a la vida independiente sea el mismo un instrumento para generar mayores derechos y el reconocimiento de todos los derechos” opinó.

Al hablar de derechos fundamentales, como la educación sexual integral, dijo que “la ESI es fundamental, luchamos hace años, la ley está vigente hace 10 años, pero en la mayoría de las provincias no se aplica. Siempre hubo fuerzas conservadoras que impiden su aplicación, dan razones de que no están conformes con los textos que se prepararon, deberían preparar nuevos, pero a la ley hay que aplicarla”.

Moreno

Otro de los conferencistas, el doctor Gustavo Moreno (asesor de Menores de CABA) un luchador de los derechos de los niños, niñas y adolescentes felicitó a los organizadores de las jornadas de Formosa porque es la primera provincia que lo hace, luego de Buenos Aires. “Es muy importante para Formosa la presentación del libro sobre los derechos de la salud y la niñez que escriben muchos autores prestigiosos, que resulta de una investigación del CONICET, trabajar el tema de cómo los chicos toman decisiones sobre su propio cuerpo, es un tema que nos interesa a todos. Por eso festejo que la convocatoria sea pública.

Creemos que es importantísima la construcción de la decisión de un adolescente como lo prevé el Código Civil desde el año 2015, esta franja desde los 15 años, la cantidad de derechos y oportunidad para opinar y decidir que tienen los chicos: sobre transfusiones de sangre, determinadas prácticas médicas, como explicarles desde la parte médica la enfermedad y que ellos tomen decisiones de su propio tratamiento”.

“No podemos endilgar a los médicos la decisión de la comunicación, necesitamos contención de la niña, de que tome conciencia de su enfermedad y tome sus decisiones. Yo por ejemplo traté el tema de la oposición de los adolescentes a las transfusiones de sangre, la asociación Testigos de Jehová brindo información, es un tema que a veces termina en la justicia y es interesante tratarlo. La información debe ser clara, concisa, veraz y concreta, adecuada a la edad de cada niño, para que puedan formarse una opinión” explicó.