Compartir

Vecinos wichí de Villa Nueva y Misión Nueva, poblaciones que se encuentran a más de 600 km de la capital formoseña, fueron beneficiados con el despliegue de una nueva jornada de atenciones y otros tantos servicios, puestos a  su disposición por medio de un equipo de médicos, enfermeros y agentes sanitarios del centro de salud de Lote 8.

En dicha ocasión, el equipo encargado de la cobertura sanitaria de esta zona,  concretó controles de niño sano, evaluaciones prenatales a embarazadas, entrega de leche y medicación, vacunación. Detección, tratamiento y seguimiento de patologías varias en pacientes de todas las edades, consejería y derivación con turnos programados en los casos puntuales requeridos.

“Las prestaciones están dirigidas a toda la familia, pero el énfasis es puesto siempre en los niños, sobre todo los más pequeños, embarazadas y abuelos de la comunidad, teniendo en cuenta que son los grupos que resultan más afectados por determinadas enfermedades, como el caso de las prevalentes estacionales. Ahora que empiezan los días más frescos, es fundamental atender a los síntomas de patologías respiratorias”, explicaron los encargados del operativo.

Sin embargo, señalaron que “también los pacientes con enfermedades crónicas (diabéticos, hipertensos, cardiovasculares, asmáticos, alérgicos) de cualquier edad, son otros de los que reciben un seguimiento continuo para ayudarlos a que cumplan con su tratamiento, tanto en lo que respecta a medicamentos como de otras indicaciones médicas generales, y evitar complicaciones que pueden causar mayores daños”.

Al concluir se entregaron gratuitamente, al igual que el resto de los servicios, cajas de leche, suplementos alimentarios, anticonceptivos y medicamentos “siempre respetando las indicaciones médicas por receta”.