Compartir

Insisten en el cumplimiento diario de las medidas que evitan la reproducción de los mosquitos y la enfermedad

A pesar del contexto de pandemia, desde el Ministerio de Desarrollo Humano piden a los vecinos tomar conciencia sobre la importancia de continuar cada día con las tareas diarias de control y la eliminación de criaderos de mosquitos en el domicilio y sus alrededores, porque es la medida más efectiva para evitar la enfermedad del dengue.

Solicitan que dichos cuidados se implementen, tanto en el interior de las viviendas, como en los patios, veredas, calles, baldíos cercanos; como también en el ámbito de trabajo. 

La medida clave es la eliminación y el tratamiento adecuado de los recipientes, según el uso que se le da a cada uno. También debe agregarse el uso del repelente para evitar las picaduras, y la utilización del larvicida para matar a las larvas de mosquitos, impidiendo así que lleguen a la fase adulta porque es cuando pican transmitiendo la enfermedad.

Recipientes como latas, botellas, restos de plásticos, cartones y juguetes, tapas de gaseosas, cuando no se utilizan deben ser desechados y nunca deben dejarse tirados. Mientras que los baldes, cántaros, cisternas, tambores y otros similares que se usan generalmente para recolectar agua, deben ser bien tapados, o colocados boca abajo o bajo techo, para impedir que en ellos ingresen los mosquitos.

Asimismo, los objetos como: floreros, recolectores de agua de acondicionadores de aire, bebederos y comederos de mascotas, macetas y portamacetas, deben ser desagotados diariamente, sus paredes deben ser fregados con esponja o trapo y cambiar el agua para eliminar los huevos de los mosquitos que son depositados en esas paredes.

Colaboración y responsabilidad

Las brigadas sanitarias de la cartera de salud provincial, recorren cada día distintos puntos de la provincia, llegando a los barrios, casa por casa, tanto en la capital como en el interior. En cada hogar, conversan con los vecinos y explican en detalle la importancia de las medidas de prevención para disminuir la presencia de los mosquitos en el ambiente.

Cabe destacarse que, en el contexto de pandemia, los operadores sanitarios, vienen redoblando esfuerzos para llevar a cabo el programa para combatir al dengue. Siguen abocados a prevenir el dengue, enfermedad que sigue presente a pesar de la llegada de los días fríos. Su prevención requiere del compromiso y responsabilidad de todos los sectores de la comunidad.

Día a día, con demostraciones prácticas al llegar a las casas, demuestran el paso a paso de cómo deben cumplirse cada una de las medidas, a fin de que resulten lo más efectivas posibles dentro y fuera del hogar. Estas se centran en el control de focos mediante la eliminación de criaderos y el uso del larvicida para matar las larvas que viven en aquellos recipientes que no pueden ser desechados. Asimismo, suman las fumigaciones y hacen el descacarrizado de los patios.

La buena voluntad y colaboración de los vecinos para trabajar en la prevención del dengue es indispensable para complementar la labor diaria que llevan a cabo los brigadistas.