Previniendo la diabetes promueven los hábitos saludables y controles

Compartir

Un equipo de profesionales del hospital de Estanislao del Campo, integrado por médicos, enfermeros, y agentes sanitarios, promovieron en los vecinos una serie de pautas y medidas que apuntan a evitar tanto el desarrollo de diabetes como de otras enfermedades crónicas no transmisibles: hipertensión, obesidad, sobrepeso, cardiovasculares, entre otras “que constituyen factores de riesgos perjudiciales y desencadenantes de otros cuadros que pueden generar complicaciones en la salud de las personas”.

La jornada de promoción se concretó en la conocida Plaza San Martín del pueblo con el objetivo de ampliar la concientización sobre la diabetes y la relación estrecha que tiene con “la elección que hacemos sobre nuestra forma de vida”, aseguraron los organizadores.

En tal sentido señalaron que “la promoción forma parte del programa provincial de diabetes Vivir Mejor que lleva a cabo nuestro hospital y si bien, la promoción se hace constantemente puertas adentro, con la finalidad de extenderla, estamos haciendo estas actividades extramuro dos veces al mes”.

“La plaza es un ícono del centro de la localidad, en la que circulan muchos vecinos; por lo tanto aprovechamos para difundir en ellos y concientizar sobre  hábitos y cuidados que debemos que colaboran en el sostenimiento de una buena salud y calidad de vida para todos: niños, jóvenes, adultos, embarazadas y tercera edad”, remarcaron a continuación.

A la vez puntualizaron que dialogaron con cada una de las personas que transitaban cerca de la carpa de promoción y “que se acercaron para preguntarnos sobre distintos temas: prevención de la diabetes, vacunas; atenciones y programas con los que contamos y que están disponibles para la comunidad”.

Los profesionales reiteraron a la población que “las enfermedades crónicas están asociadas al sedentarismo y la mala alimentación”. Y para revertir esta situación “que nos afecta a todos” es importante consumir diariamente alimentos sanos “que nos garanticen el aporte de nutrientes de forma proporcionada y equilibrada; algo que debe estar acompañado de una actividad física regular de al menos 30 minutos al día y de los controles de salud periódicos”.

Cabe indicarse que las instancias de información y concientización callejera fueron complementadas con  múltiples controles médicos y de enfermería. “Tomamos la presión arterial, controlamos los niveles de glucemia, revisamos los carnets de vacunas del carnet de vacunas, pesamos y medimos estatura para determinar la talla, y otros controles generales”.