Compartir

Un amplio programa de actividades, sobre todo de esparcimiento y apuntando al propósito de mantener una vejez activa en abuelos y abuelas, acaba de poner en marcha el Instituto de Pensiones Sociales (IPC).

El administrador del organismo, Hugo Arrúa,  expuso que “anualmente tenemos ciertas fechas conmemorativas, como es el caso del Día del Abuelo, pero en nuestro caso es una tarea diaria y brindándoles mucho amor a estos seres sabios llenos de experiencia y amor que nos guían y acompañan. Tenemos varios planes y programas en el seno del IPS direccionados a la tercera edad y, muchos de ellos tienen su punto culmine a partir de esta altura del año”.

Y justamente en el camping de la Mutual de Empleados del Banco de Formosa se reunieron en un ambiente populoso y festivo centenares de beneficiarios de las casas solidarias de la ciudad y participaron de un amplio programa de entretenimientos con bailes, el compartir de un almuerzo y donde además se les regalo importantes premios. Incluso tomaron parte de competencias deportivas, un anticipo de los Juegos de la Tercera Edad que esta semana estaremos realizando el lanzamiento oficial de la edición 2019,

“No vemos como un trabajo lo que se hace en las casas solidarias, sino un servicio que es acompañado por una empatía especial en la atención, de personal que tiene como virtud haber podido conformar una gran familia con abuelas y abuelos. El objetivo central es mejorarle la calidad de vida al adulto mayor, que pueda vivir feliz esta etapa de su vida con una vejez activa”, significo.

Anticipo que se vienen las finales de los Juegos de la Tercera Edad luego de las eliminatorias que se estarán por realizar en cada localidad. “Seguramente a fines del mes de octubre tendremos la fase definitoria de estas competencias de tejo, sapo, truco, ajedrez y el agregado muy especial de una jornada que será la noche previa al inicio del programa tradicional que serán los Juegos Culturales donde nuestros adultos mayores mostraran sus cualidades artísticas como el canto, la danza, escritores y otros rubros”.

Advirtió asimismo la severa crisis nacional que se aprecia con la mayor presencia de abuelos y abuelas demandando. “La tercera edad es una franja social que ha perdido derechos y que le han dado la espalda a la hora de una respuesta de carácter institucional que es una obligación del estado nacional”.

Sostuvo a modo de ejemplo que “Hay muchos afiliados al PAMI que están con nosotros y nos exponen sus penurias como no recibir más los medicamentos, alimentos y prestaciones médicas que solo se brindan en caso de urgencias, y todos los demás programas que se han suspendidos. Es muy notorio como esta gestión central, que de no ser por el estado provincial que ampara integralmente la tercera edad, el abandono a su suerte hubiera sido su destino”.

“Tenemos la confianza en que mucho de lo perdido comience a recuperarse en poco tiempo más con políticas activas para sectores sociales, sobre todo por un nuevo gobierno con una mirada inclusiva que aprecio optimista conducirá los destino de Argentina a partir de fin de año”, expuso concluyente.