Compartir

Jóvenes que asisten a la EPES  54 “Gobernador Juan José Silva” participaron de un encuentro de sensibilización y fortalecimiento institucional que tuvo por objetivo informar a esta franja etaria acerca de la importancia de prevenir el consumo de sustancias psicoactivas.

La actividad fue llevada adelante por un equipo de terapeutas del servicio de Salud Mental y Neurociencias del ministerio de Desarrollo Humano, quienes alertaron a los adolescentes sobre las problemáticas que acarrean las adicciones a este tipo tipos de sustancias “tanto para la salud de la persona como en la relación con el entorno”, especificaron.

Cabe señalarse que este accionar se desarrolla en las instituciones de nivel secundario de la provincia, en el marco del proyecto denominado “Jóvenes Preventores” que tiene por finalidad “que los mismos estudiantes, mediante acciones grupales, puedan  generar su propio proyecto de  prevención del consumo basándose en sus preocupaciones e intereses”, donde los terapeutas “oficiamos de guía potenciando el interés,  la participación, y un rol protagónico de estos jóvenes dentro del proyecto”, explicó el profesor José Vera, referente del área sanitaria.

El mencionado proyecto tiene como objetivos: concientizar sobre el consumo problemático, proponer y sumar acciones concretas de prevención en la comunidad educativa en general, fomentando espacios de confianza e inclusión en el que puedan participar todos los integrantes de los grupos que se conformen, delinear actividades que multipliquen los mensajes de prevención en el colegio y en la comunidad.

Asimismo, el equipo de profesionales invitó a los participantes a aunar esfuerzos mediante el compromiso, la responsabilidad y la buena voluntad para identificar a todo aquel que se encuentren en una situación vulnerable, comprender a cada persona dentro de su contexto e historia de vida que a su vez “sea capaz de rever su situación con la ayuda del grupo y encaminarse hacia un nuevo proyecto de vida con un tratamiento que lo aleje del consumo”.

Finalmente, se recordó a los jóvenes que la práctica de hábitos saludables y conductas sanas son los motores esenciales para prevenir la problemática del consumo de sustancias piscoactivas como alcohol, distintas drogas, tabaco y otras que tienen características producen “no solo adicción sino otras consecuencias severas y hasta muy graves en la salud”.