Compartir

Pobladores de la localidad de Las Lomitas participaron de una charla sobre HTA (hipertensión arterial) organizada por el hospital local y llevada adelante por su equipo de profesionales y agentes de salud con el objetivo de fortalecer el autocuidado basado en la práctica diaria de hábitos saludables.

Bajo la modalidad de taller, el encuentro convocó a los vecinos, especialmente a los pacientes hipertensos; acompañados por médicos, enfermeros y otros especialistas de salud del citado efector y de los centros sanitarios cercanos.

La hipertensión arterial “es considerada un factor de riesgo que puede producir complicaciones cardiovasculares importantes y otros problemas serios a la salud en general”, advirtieron una vez más desde el equipo médico. Y recordaron que la Organización Mundial de la Salud (OMS) “insta a desarrollar hábitos de vida sanos para evitarla y para disminuir sus efectos dañinos en el caso de pacientes diagnosticados como hipertensos”.

“Mantener una presión arterial controlada mediante prácticas saludables y a través de chequeos médicos periódicos” dijeron “contribuye entre otros beneficios a prevenir infartos y accidentes cerebrovasculares” y a otras consecuencias de salud que pueden afectar a la buena calidad de vida en general.

Entre los hábitos mencionados como fundamentales para evitar el desarrollo de la hipertensión, numeraron “consumir alimentos sanos que no contengan grasas ni azúcares en cantidades excesivas, realizar diariamente una actividad física –caminatas, andar en bicicleta, nadar, bailar-, beber abundante agua”.

Asimismo, remarcaron que es fundamental “reducir la ingesta de sal (sodio)”. Por lo tanto, además de la necesidad de “comer muchas frutas y verduras en las principales comidas del día”, también es necesario “que le pongamos poca sal a nuestras preparaciones y que evitemos consumir alimentos envasados y embutidos porque tienen un alto contenido de sodio”.

La hipertensión arterial es considerada un factor de riesgo que puede afectar a diferentes órganos, tales como el corazón, riñón, cerebro, vasos, arterias y otros. Es una enfermedad denominada silenciosa porque “no presenta síntomas específicos que nos alerten su presencia, por ello es muy importante controlarla”, comentaron.

Al respecto señalaron que “los controles deben hacerse de manera periódica, siguiendo lo indicado por el médico, que incluye la medicación recetada en los tiempos y formas establecidos, también los estudios complementarios”. Y finalmente informaron también sobre factores que pueden potenciar el desarrollo de la hipertensión: sobrepeso, tabaquismo (fumar), diabetes y mala alimentación, entre otros; asegurando que si “los evitamos, también prevenimos ser pacientes hipertensos”.