Compartir

El taller “Alimentación saludable en el embarazo: para una lactancia materna exitosa”, se realizó en el hospital distrital 8 de la Jurisdicción 5 de esta ciudad con participación de embarazadas y madres, en la que se remarcó la importancia de ambos temas para el desarrollo de la gestación y crecimiento del futuro bebé.

En el salón ateneo del nosocomio ubicado en el norte de la ciudad, un equipo de profesionales en nutrición explicó las diversas temáticas con el uso de videos, materiales gráficos impresos y brindaron consejos para una alimentación sana a lo largo del embarazo.

Acerca del objetivo de esta instancia programada desde la red de salud pública, detallaron que se busca “profundizar en la conciencia de las personas, en este caso de las mujeres, insistiendo en la alimentación diaria como factor determinante para un buen desarrollo y más aún durante el embarazo”.

Así como se pretende “enseñar y demostrar a las mamás y futuras mamás todo lo bueno que le aporta a su hijo el alimentarlo con leche materna, que son muchos beneficios que ayudan a su crecimiento sano y desarrollo de todas sus capacidades”.

Y recordaron que este encuentro formó parte del Curso de integral de preparación para la maternidad y paternidad, que se viene concretando en este nosocomio con la participación de un grupo de embarazadas que semanalmente comparten jornadas de información y práctica.

Lactancia materna

Acerca de la importancia de la lactancia materna, se recordó que “desde los primeros momentos de vida de los bebés es muy importante, ya que la leche materna es vital para su crianza y luego esa alimentación repercute en su proceso de desarrollo”.

Esto se debe a que la leche materna es el alimento completo por excelencia, aporta proteínas que contribuyen al sistema inmunológico del bebé, impide que se vuelvan anémicos, con ella sus intestinos funcionan correctamente, y aportan todas las vitaminas y minerales que el niño necesita.

Igualmente, desde la parte emocional con el amamantamiento se crea un lazo más fuerte entre la madre y su hijo. Está comprobado que aquellos niños que han sido alimentados con leche materna tienen un comportamiento especial frente a lo emocional.

Cuando amamantan a sus niños, las propias madres ven los beneficios de darle el pecho a su hijo: lo notan en aumento del peso, en la vitalidad que demuestran y en cómo su sistema inmunológ.