Compartir

Desde el sistema de salud público provincial, a través de sus equipos de trabajo se promueve frecuentemente distintas temáticas referidas a hábitos saludables, En este caso dese el centro de salud El Pucú se concretó una nueva charla sobre la importancia de la “lactancia materna”.

La jornada estuvo a cargo de profesionales del área de nutrición, obstetricia y enfermería, coordinada en conjunto con el Servicio de nutrición del Hospital de la Madre y el Niño.

De este modo vecinos, sobre todo madres y mujeres en general, participaron interactivamente de la charla que tuvo por objetivo difundir los beneficios que la alimentación por leche materna brinda para el buen crecimiento y desarrollo de los bebés en sus primeros tiempos de vida; pero también “de las ventajas que trae a la mamá que le dé el pecho a su hijo”.

“Esta actividad es impulsada desde el mencionado servicio y el lactario que funciona allí. Los profesionales nos brindan asesoramiento en el tema y trabajamos en conjunto con el equipo de nuestro centro para luego volcarlo a las mamás y a todas la comunidad”, explicaron los organizadores.

“Hoy estuvieron presentes un grupo de embarazadas, mamás, y pacientes de nuestro centro” que provienen del barrio El Pucú y “también de otros barrios aledaños” de la zona sur de la ciudad “y que reciben también desde aquí la cobertura sanitaria porque se encuentran en nuestra área programática”, explicaron.

En el transcurso de la charla, los profesionales aseguraron que la leche materna es el mejor alimento para el recién nacido y hasta los 6 meses de vida. Además, es “seguro e higiénico; el niño la toma directamente de su mamá a una temperatura adecuada, está disponible a toda hora y en cualquier lugar”.

Recalcaron también que le aporta al niño todos los nutrientes, defensas y otros elementos que necesita para tener un crecimiento y desarrollo saludable. “A través de su leche, la mamá le transmite al bebé anticuerpos que lo protege contra las enfermedades más comunes hasta que él sea capaz de formar sus propias defensas”.

Y añadieron que otro factor positivo es que la lactancia materna “favorece y fortalece la relación de afecto entre la mamá y el bebé; y contribuye a que su buen desarrollo”.

Finalmente insistieron en que “el bebé debe ser amamantado cada vez que lo pide, durante el día y la noche. No hay que esperar que el bebé llore para amantarlo”.