Promueven la prevención del dengue en los Centros de Aislamiento

Compartir

Con charlas y actividades dirigidas especialmente a los más chiquitos

En el Centro de Aislamiento Sanitario (CAS) que funciona en la EPEP nº 438 del barrio Obrero, de la localidad de Ingeniero Juárez, el equipo del centro de salud que tiene a su cargo la vigilancia de los pacientes, llevó adelante una charla sobre la prevención del dengue.

“Si bien, en estos momentos, estamos dedicados a concientizar a la población sobre la prevención del coronavirus, no debemos olvidarnos del dengue, que es una enfermedad que vino a la región para quedarse y que cada año, en esta época reporta la mayor cantidad de casos y se convierte en un importante problema de salud”, señaló la directora del Centro de Salud el barrio Obrero, doctora Mabel Barrios.

En ese sentido, indicó que “nos pareció oportuno aprovechar el tiempo que tienen los niños que están alojados en el CAS, para refrescar el tema dengue, más que nada los cuidados. Sobre todo teniendo en cuenta los días lluviosos que se combinan con las altas temperaturas y que forman el ambiente ideal para la reproducción del mosquito”.

“No debemos olvidarnos  del dengue. Y los niños son terreno fértil para difundir mensajes porque son excelentes captadores que luego replican y explican a los padres y a la familia. Le ponen mucha atención y entusiasmo para entender y aprender”, aseguró.

Al respecto precisó que la charla fue preparada para las familias, pero en especial “para los niños en edad escolar. Les dimos dibujos para colorear con lápices de colores y luego, de hacer esta actividad, conversamos con ellos para que pregunten todas sus inquietudes sobre la enfermedad del dengue”.

Acerca de los temas puntualizados en la charla, mencionó que el equipo de salud dio las características del mosquito Aedes aegypti “para que los niños puedan reconocerlo”, detallaron los lugares de la casa donde preferentemente se aloja para poner sus huevos, y explicaron una por una las medidas fundamentales “poniendo el acento en la eliminación de recipientes, más que nada en los patios, veredas y alrededores; la utilización del larvicida para matar las larvas y el uso del repelente para evitar las picaduras”.

“Nosotros, como equipo de un efector de salud de atención primaria, hacemos hincapié en la prevención. Pensamos que este tipo de charlas, es una buena manera de ofrecerles algo útil, que a la vez los ayude a pasar el tiempo lo mejor posible”, reveló.

Para cerrar, hizo notar que, en el encuentro, “los chicos se portaron muy bien, respetaron el uso del barbijo, prestaron mucha atención, pintaron sus dibujos, preguntaron. Y además, algo muy importante para nosotros, es que nos hicieron sentir una vez más, que ese rato de tiempo que le damos es muy valioso para ellos”.