Propician una alimentación sana y hábitos saludables en aborígenes

Compartir

Vecinos del barrio Namqom  participaron de una nueva charla de promoción de la salud organizada por el equipo del centro sanitario de dicha comunidad. Desde la misma alentaron a desarrollar hábitos sanos que favorecen a la prevención de factores de riesgos y  enfermedades, como por ejemplo las crónicas no transmisibles (ECNT).

Como es habitual a lo largo del año, el encuentro tuvo por objetivo concientizar “sobre los daños que causa al organismo la mala alimentación y el sedentarismo”, asegurando que “los malos hábitos más la falta de controles médicos periódicos y no tener aplicadas todos las vacunas del calendario en tiempo y forma”, son puntos que favorecen la aparición de patologías que pueden ser “desde leves hasta muy dañinas para la salud”.

Respecto a los factores de riesgos asociados a esas prácticas, los profesionales mencionaron al sobrepeso y a la falta de actividad física como dos de los “disparadores de enfermedades crónicas tales como: diabetes, hipertensión, renales y las denominadas cardiovasculares”. Recalcando que si “cada día nos alimentamos sanamente, hacemos un ejercicio físico como las caminatas por ejemplo y nos controlamos sin necesidad de sentirnos enfermos”  no solo “se contribuye a evitar las enfermedades nombradas, sino que mejoramos mucho nuestra calidad de vida”.

En este marco, el equipo de nutricionistas, médicos y enfermeros enfatizó a los presentes que es fundamental  consumir alimentos sanos –futas y verduras en su mayoría-, y comer a lo largo del día preparaciones nutritivas que combinen todos los grupos de alimentos posibles, distribuyéndolos en las cuatro comidas importantes que son: desayuno, almuerzo, merienda y cena “todas deben hacerse sin saltearse ninguna”.

En la misma instancia, explicaron la incidencia que tiene ingerir en exceso alimentos perjudiciales como los “azúcares y grasas” por ejemplo en el desarrollo de patologías que pueden “a su vez evolucionar en otras enfermedades mucho más graves”. Al tiempo puntualizaron que “las comidas de preparación rápida como hamburguesas, panchos, pizas; snacks; embutidos, fiambres y otras preparaciones que también contienen altos niveles de sal (sodio) son las que más afectan a la salud con el paso de los años”.

Como cierre de la jornada, los especialistas aconsejaron “no estar tantas horas sentados frente al televisor o computadora, o por ejemplo usando el celular o la tablet” porque esto nos hace sedentarios y “perjudica mucho a la salud general”. “Por el contrario” –afirmaron- “es necesario que destinemos un momento del día a caminar, andar en bicicleta, hacer trote o cualquier otra actividad que ponga nuestro cuerpo en movimiento todos los días por lo menos media hora de corrido”.