Compartir

Este jueves 30, el Gobierno provincial firmó tres importantes convenios y uno de ellos fue el crédito del Fondo de Desarrollo Industrial y PyME (FonDIP) otorgado a la empresa CL Aberturas de Silvio Lezcano.

Al respecto, Lezcano destacó la ayuda del Estado provincial, afirmando a AGENFOR que “el sector privado viene solicitando al Gobierno algún tipo de asistencia, porque la industria en general está pasando años complicados con respecto de la economía”.

CL Aberturas es un emprendimiento familiar que fabrica aberturas en madera maciza y conjuntos escolares realizados con materia prima local que luego son adquiridos por el Gobierno provincial. Con esta acción se permite dotar de mobiliario a las unidades educativas de la provincia.

Este crédito será para la compra de nuevas máquinas y ampliación del rubro, con la incorporación de la carpintería de aluminio, generando nuevos puestos de trabajo.

En este contexto admitió que “venimos subsistiendo gracias a una administración buena” y ante ello, celebró que pudo acceder a este con una tasa del 12 %, la que consideró “que no existe en toda la Argentina”.

Además, dejó por sentado que la intención de la empresa es continuar trabajando en el rubro, pero dio la primicia de que “ahora la idea es ampliarnos y pasarnos de carpintería a aluminio”.

“Constantemente tenemos comunicación con los diferentes estamentos del Estado y, realmente, es una fortaleza que se ve en esta provincia, porque entre el sector privado y el Gobierno conforman un equipo de trabajo, siendo esta la forma que viene llevando adelante el sector industrial”, sostuvo.

Con el objetivo de demostrar la relevancia que tiene el apoyo estatal en la empresa, contó que “en el año 2007-2008, cuando recién empezábamos teníamos una fábrica muy pequeña de 100 metros cuadrados, pero hoy contamos con una de 2800 metros cuadrados”.

Aquí, señaló que “al principio la capacidad productiva era de 10 puertas mensuales”, mientras que hoy es “de 600”.

Lezcano comentó que en su empresa trabajan en forma directa catorce operarios, aunque destacó que a ello hay que “sumarle las empresas terciarizadas como así también el personal temporario y terciarizado” que participa de las distintas etapas del proceso industrial.