Compartir

Escolares de 11 años fueron alcanzados con un nuevo operativo de vacunación contra el virus del papiloma humano (HPV). En esta oportunidad el mismo fue concretado en la EPEP 21 “República del Paraguay” de la ciudad fronteriza de Clorinda.

Los vacunadores forman parte del equipo del servicio de inmunizaciones del hospital distrital “Cruz Felipe Arnedo”, quienes en el marco de la jornada  insistieron en la importancia que todos los niños y niñas de 11 de reciban esta vacuna, “ya que contribuye a prevenir en la edad adulta algunos cánceres que están asociados al Virus del Papiloma Humano” como el cáncer de cuello de útero, pene, vagina y boca.

“Nuestro servicio de vacunas se encuentra disponible todos los días para que los padres acerquen a las niñas y niños a recibir la vacuna” agregaron al respecto. A la vez aclararon que “la protección que brinda la vacuna para hacer frente al virus “es tan importante que también organizamos las visitas a las escuelas que están en nuestra zona de cobertura, para ampliar la vacunación y que todos estén vacunados”.

Además de la vacunación que es llevada a cada uno de los establecimientos para asegurar su alcance, el equipo de salud (médicos, enfermeros y vacunadores), se organizan charlas de concientización  para explicar a padres, docentes, niños y a la comunidad en general, sobre dicha estrategia clave de inmunización para evitar el virus y sus consecuencias, según comentaron desde la dirección del hospital clorindense.

Recordatorio

La cartera Sanitaria pública provincial recuerda que tanto mujeres como varones de 11 años de edad deben recibir esta vacuna. Se encuentra disponible de forma gratuita en vacunatorios de centros de salud y hospitales públicos que se hallan distribuidos a lo largo y ancho del territorio formoseño.

Asimismo se reitera a la comunidad y especialmente a los padres de niños en esta edad que es necesario tomar conciencia del impacto altamente positivo que tiene para la salud la aplicación de esta vacuna. Añadiendo que para garantizar su efectividad es necesario que sea aplicada con un esquema de dos dosis, separado  por un intervalo de seis meses “se aplica la primera dosis y la segunda a los seis meses”.