Proyectan duplicar la capacidad de la planta de agua potable de la ciudad de Formosa

Compartir

En un plazo de 120 días, se espera que se concrete el llamado a licitación para las obras

El ministro de Planificación, Inversión, Obras y Servicios Públicos de la provincia, el contador Daniel Malich, se refirió al convenio firmado recientemente por el gobernador Gildo Insfrán con el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA).

Dicho acuerdo está destinado a la readecuación y repotenciación de la zona de la toma de agua cruda de la planta de agua potable de la ciudad de Formosa y en relación a ello, en declaraciones a AGENFOR, el funcionario destacó que se trata de “una posibilidad muy importante”.

Detalló que en ese sentido “la idea de esta obra es la instalación de cinco equipos nuevos de bombeo que duplicarán la capacidad de captación del agua de la planta; también tener una bomba de repuesto por cualquier eventualidad, con todo el equipamiento electrónico- tecnológico que corresponde”.

Dijo también que dicho convenio rubricado con Enrique Cresto, titular de ENOHSA, “implica el compromiso de la Nación con la provincia para que en un plazo de 120 días se esté llamando a licitación” para en lo posible tratar de iniciar “antes de fin de año” las obras.

Sistema de distribución

Por otra parte, Malich agregó que también se han anunciado hace poco tiempo “obras relacionadas con la ampliación de sistema de distribución y repotenciación de distintas plantas de distribución que tiene la ciudad de Formosa”.

En ese marco, se ha informado el próximo inicio de la obra del acueducto, el cual según precisó el ministro, comprende “un tramo de casi siete kilómetros, llevando agua potable hasta un nuevo centro de distribución que se va a ejecutar en la zona de los Lotes 110 y 111, lo que permitirá dar cobertura en cantidad y calidad a todo ese conglomerado urbano”.

Y también con ese acueducto de agua potable “complementar y repotenciar el sistema de distribución del barrio La Nueva Formosa e incluyéndose a Villa del Carmen y Nueva Pompeya” como beneficiarios directos.

Al mismo tiempo recordó que “en particular, a principios de este año por la extrema sequía en esos lugares han tenido dificultades en la provisión del agua potable”.

Justamente, ese fenómeno climático ocasionó a su vez una bajante inusual e histórica en el río Paraguay, por lo que también “está planificado ejecutarse próximamente el refuerzo de todo lo que es el sector de defensa en la zona de tomas”.

Para hacer frente a esa situación, “ya se tuvieron que hacer distintas obras para continuar captando agua”, añadió.

Sin embargo, y más allá de eso, enfatizó que “estas obras van a venir a paliar todos esos inconvenientes”, con lo cual “son muy importantes para la continuidad del desarrollo de la ciudad capital, en un contexto de gran crecimiento demográfico”, remarcó finalmente.