Compartir

El diputado nacional del FdV-Formosa Ramiro Fernández Patri indicó que “las tres Comisiones que tenían que intervenir en la materia se han expedido” y emitieron los dictámenes para que el proyecto que retrotrae las tarifas de los servicios públicos sea tratado en la próxima sesión del cuerpo.

Explicó en un primer término que “la veintena de proyectos que había para reducir las tarifas fueron girados a tres Comisiones: Obras Públicas, Defensa del Consumidor y Presupuesto. En las dos primeras ya había dictamen, en la gestión que hicimos el miércoles pasado, y en la última Comisión -la cual integro- el dictamen se logró en la reunión de este miércoles 2 de mayo”.

Consultado sobre qué habilita contar con este dictamen, el legislador formoseño indicó: “Las tres Comisiones que tenían que intervenir en la materia se han expedido. Ahora tienen que transcurrir siete días para que pueda pasar al recinto y ahí sí, con mayoría simple, es decir, la mitad más uno de los miembros presentes de la Cámara, ya se puede aprobar la media sanción del proyecto de ley”.

“En este caso, el arco opositor de los bloques mayoritarios, tanto el Frente Renovador, Argentina Federal que responden a varios gobernadores del PJ más el Frente de la Victoria que integramos nosotros, hemos consensuado un único dictamen donde lo que solicitamos es que las tarifas de los servicios públicos se retrotraigan al 1° de noviembre del 2017 y que a partir de allí las actualizaciones sean por el coeficiente de variación salarial, no por la inflación”, puntualizó.

Esto último se debe a que “si ajustamos las tarifas por la inflación sabemos que va a terminar en el 25% anual y los aumentos van por encima de la inflación, cuando a los salarios les pusieron un techo en las paritarias del 15%. Entonces, las tarifas están subiendo por el ascensor y los salarios por la escalera”, graficó.

“Lo que queremos es que vayan en sintonía los salarios con el aumento de los servicios públicos”, manifestó en ese sentido.

Por último, Fernández Patri señaló que “lo que está en discusión es el tercer componente de este proyecto que es la reducción del 50% del IVA, que es un impuesto nacional. Si la Nación decide que se elimine el Impuesto al Valor Agregado el esfuerzo, en definitiva, lo están haciendo las provincias porque el IVA es un impuesto coparticipable. Es por eso que ése es el punto en el cual nosotros estamos en disidencia porque consideramos que va a afectar nuevamente al conjunto del pueblo argentino”.