¿Qué debe contener una vianda escolar saludable?

Compartir

La licenciada en Nutrición, Daniela Distel, brindó tips interesantes para tenerlos en cuenta a la hora de preparar la vianda escolar saludable para que los niños lleven a clases.

Según datos recabados por AGENFOR del programa televisivo “Estar Bien”, que se emite todos los lunes a las 20 horas por Canal 3 Formosa, la nutricionista remarcó que, como primera instancia, “las galletitas, las papas fritas, los chizitos y tutucas –productos que gustan mucho a los chicos- son opciones para salir del apuro” y aclaró que eventualmente pueden llevarlos a la escuela, pero “una vez cada tanto”.

Seguidamente, subrayó que “el yogurt descremado es una buena opción” y aclaró que los niños mayores de tres años ya pueden consumir este tipo de productos.

Lo calificó como “práctico” y agregó que puede ir acompañado de “algunos frutos secos o frutas de estación, como la banana, manzana, durazno, ciruela o la que tengamos en casa”.

También, indicó que es muy importante “incorporar fibra” y señaló que en este caso se lo puede hacer “a través del pan de salvado”.

“Dentro de este tenemos un complejo vitamínico B y E, que es muy bueno para el desarrollo del sistema nervioso, entonces el salvado siempre es una buena opción”, sostuvo Listel y agregó que “no hay que consumirlo con fiambres, sino solamente con queso”, porque “o sino aumentan las grasas “que no aportan nada”, pero que sí tienden a “achancharnos y a dar sueño”.

Como otra opción, nombró a las barritas de cereales, exponiendo que existen “diversas variedades” y que “son orgánicas y naturales”.

En este punto, hizo hincapié en aclarar que “las rellenas o con capas de chocolates que encontramos en el súper o en el kiosco tienen bastantes conservantes y aditivos que no ayudan, sino que tienden a agravar la salud bucal”.

Es por ello que aconsejó que se consuman las de las dietéticas o caso contrario, las “barras simples sin agregados”.

Por último, resaltó que el agua como bebida es la opción “más importante” y alertó que “la gran mayoría de los jugos infantiles tienen agregados con conservantes, colorantes y un tipo de aditivos que generan muchísimo daño al cuerpo”.