Compartir

Un nuevo y auspicioso remate de invernada, en esta oportunidad en la localidad de Comandante Fontana, fue el contexto para que la ganadería formoseña exhiba   una vez más la creciente evolución que, en forma sostenida, protagoniza hace varios años en todo el territorio provincial.

En coincidencia con la celebración de los 40 años de la Sociedad Rural de Fontana, el remate concentró más de 760 cabezas pertenecientes a productores de la región central de la provincia.

El acto de apertura fue presidido por el intendente lugareño Juan Carlos Jacquemín, el presidente de la Sociedad Rural, Mario Cabezas, el ministro de la Producción y Ambiente, Raúl Quintana, además de legisladores y funcionarios provinciales y nacionales.

En este marco con toda la comunidad rural presente, el ministro Quintana destacó que “en cada lugar donde nos acercamos tenemos la posibilidad de encontrarnos, darnos una mano y compartir estos momentos, y esto se mantiene en Formosa con todas las Sociedades Rurales, con las más de 46 asociaciones de pequeños productores distribuidos en todo el territorio, principalmente en el oeste donde no había posibilidades de generarlas y, sin embargo, hoy son parte de nuestra realidad”.

Además recordó la participación activa de las instituciones, “aquí nos encontramos en el 2001 a mirar el yuyal porque se nos había caído el sistema comercial que teníamos y nos encontró con ese brote de aftosa que nos sacudió a todos, y en esta institución donde generamos la nueva forma de trabajar en esa integración entre el SENASA y las sociedades rurales más las gestiones del Gobierno provincial”, comparando que en aquella época el stock ganadero no superaba las 100 mil cabezas y en la actualidad se encuentra por encima de las 170 mil cabezas.

El ministro resaltó que “en ese rincón” se produjo un importante desarrollo de la ganadería con inclusión, con equidad y aprovechando la enorme ventaja que tiene el Chaco Sudamericano “donde hay muy buenos suelos, se generan experiencias por parte de productores, se produce la mezcla de capacidades de trabajo, con gente que tuvo algunos avatares con la agricultura por tendencias del mono cultivo y esto pasó y hay un cambio de uso de suelo transformado en pasturas,  gran parte de la 540 mil hectáreas de pasturas que hay en Formosa se han producido en el centro de la provincia”.

Con precios que volvieron a destacarse en la plaza regional, los terneros trazados alcanzaron un promedio de 35,40 pesos; los terneros sin trazar 31,29 pesos; las terneras trazadas 34,96 pesos y terneras sin trazar 33,33 pesos. Por su parte, la categoría novillitos sin trazar logro un precio promedio de 28,18 pesos; los novillitos trazados 29,02 pesos y las vaquillonas trazadas 28,89. En el caso de los toros reproductores brangus se comercializaron a  46.500 pesos, mientras que los machos brahmán se pagaron 39.000 pesos en promedio.

En este marco, Quintana celebró la evolución sostenida de la actividad pecuaria y la duplicación del stock ganadero en la provincia. Asimismo, reafirmó la confianza, credibilidad y el trabajo de los productores que con la presencia del Gobierno nacional y provincial van a hacer que los productores tengan el mejor precio “y nosotros seguiremos acompañando para que eso ocurra”.

El coordinador Ejecutivo del PAIPPA, Carlos Sotelo, comentó “estamos presentes con una muestra de ovinos Santa Inés, innovación que propone la institución, un centro de multiplicación en el IPAF NEA, vamos a satisfacer la demanda que hay en cuanto a los reproductores de los productores ovinos de la provincia de Formosa”, agregando que “una enorme satisfacción ser parte de la expo y remate Fontana por el 40 aniversario”.

También por la consignataria Madelán S.A. , ingeniero Tomas Bahillo, agregó “pudimos encerrar alrededor de 800 cabezas, el desarrollo de Formosa es increíble, hace más de 10 años que estamos en la provincia operando en remates con comercialización directa”.

En ese sentido resaltó que: “Es impresionante el desarrollo en el Centro Oeste con la incorporación de pasturas, con desmonte ordenado, y controlado por la provincia y la nación. Esto permitió la duplicación del stock ganadero de la provincia en alrededor de 10 años, lo que es maravilloso. La ganadería es algo que económicamente desarrolla a la gente, aporta trabajo rural y hace que la familia quede en el campo”.