Ramírez: “Es una vergüenza que comprovincianos se presten para esta mentira”

Compartir

El titular del Instituto de Comunidades Aborígenes (ICA) Esteban Ramírez repudió a los comprovincianos que participaron activamente de la producción del programa televisivo desde la localidad de El Potrillo  que mostró una puesta en escena de mujeres embarazadas ocultas en el monte, ocultándose supuestamente de la policía.

“Es una vergüenza que comprovincianos se presten para esta mentira, basta una recorrida por el oeste provincial para conocer todo el sistema de salud y las escuelas, que son exactamente las mismas, que pueden verse en Formosa Capital”, argumentó el funcionario en diálogo con Agenfor.

Detalló que el sistema de salud está integrado por un hospital de cabecera ubicado en Ingeniero Juárez, y otros hospitales en comunidades como El Potrillo y El Chorro, sólo por citar algunos.

Dijo que en el marco de esta emergencia sanitaria por coronavirus, se realizan hisopados en todos los centros de salud y hospitales, y en caso de detectarse casos, son tratados de acuerdo al protocolo del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19.

Señaló que en caso de ser necesario, el paciente es derivado a Formosa Capital, para ser atendido en hospitales de mayor complejidad.

Ley pionera

En ese sentido, recordó que la provincia de Formosa desde 1984 impulsó procesos de innovación legislativa, incluyendo reformas constitucionales, trascendentes en el contenido de sus textos en orden al reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas, contando con una importante participación de los propios indígenas en la formulación de propuestas inclusivas para lograr la plena participación en igualdad de condiciones con el conjunto de la sociedad.

En el marco de esos procesos fue sancionada la Ley Integral del Aborigen Nº 426 (1984), norma pionera en la Argentina al formular un reconocimiento igualitario y distinto a los Pueblos Aborígenes de Formosa, lo que permitió el reconocimiento legal de las comunidades indígenas, la entrega en propiedad de la tierra y la instauración del sistema de educación intercultural bilingüe, proporcionando de esta manera al Estado Provincial herramientas suficientes para el desarrollo de acciones positivas.

Dijo que la norma le dio el marco necesario a las políticas públicas que se tradujeron en más salud, viviendas, agua potable, energía tendiente a mejorar el nivel de vida de las comunidades.

“Conocí el oeste en 1985, en esa época se llegaba a Juárez a través del monte, siguiendo a un baqueano. Hoy, hasta a la última comunidad del oeste de la provincia, se llega por rutas hermosas, además de eso están atendidos en hospitales y centros de salud por médicos, bioquímicos, agentes sanitarios, que trabajan con las parteras tradicionales, que atienden la salud primaria. A eso le sumamos los enfermeros universitarios, recibidos en la provincia, un orgullo” comentó Ramírez.

“Esos informes que vimos que afirmaban que en el oeste no hay escuelas ni hospitales, lo hacen gente que vienen para atacar a la provincia de Formosa y a nuestro gobernador, con comprovincianos nuestros que arman eso, mintiendo, mostrando cosas que no pueden creerse, como los chicos que mostraron tomando agua de un charco, o mujeres camufladas, embarazadas y ocultas en el monte, supuestamente. Ellas parecían árabes, todo mentira” fustigó.