Compartir

El gobernador Gildo Insfrán aseguró la continuidad y profundización del Modelo Formoseño de inclusión con ascenso social pese a que el gobierno nacional ha paralizado obras de infraestructura vitales para el desarrollo, entre las que mencionó la red domiciliaria del Gasoducto.

Lo hizo en su mensaje ante la Legislatura provincial en la apertura del período de sesiones de este año. Caminando desde Casa de Gobierno junto a sus hijas Sofia y Gannina. Tras ser recibido por legisladores ya en el recinto y junto al vicegobernador y presidente nato de la Cámara de Diputados, Floro Bogado, y del presidente provisional, Armando Felipe Cabrera, expuso balance del año y al mismo tiempo delineo aspectos del nuevo ejercicio, además de exponer acerca del complejo escenario nacional y su impacto en Formosa. Se supo además, que este jueves a media mañana se reunirá el parlamento provincial para elegir sus autoridades.

El gobernador habló durante una hora en el recinto legislativo ante los treinta diputados haciendo alusión al contexto internacional y luego criticó a la administración del presidente Mauricio Macri al señalar que implementa políticas que se aplicaron en otras épocas y fracasaron.

“Las medidas económicas tomadas por el gobierno nacional han producido una enorme transferencia de riquezas en beneficio de los sectores más privilegiados, haciendo caer el peso del ajuste sobre las espaldas de los que menos tienen”, cuestionó Insfrán y luego enumeró los factores negativos de las políticas nacionales entre las que mencionó la caída del poder adquisitivo de los salarios y la pérdida de empleos, con una inflación que “superó el 40 por ciento anual”, dijo.

Como consecuencia de ello –agregó- “crecieron los indicadores de pobreza, indigencia, desocupación, desigualdad y sobre todo el endeudamiento del país”, enfatizó.

“Esta es la foto de la Argentina de hoy. Una realidad basada en el ensayo y error. Cuando con torpeza y la ineficacia se vuelven evidentes, se las trata de ocultar confrontando con el pasado o llevando adelante operaciones mediáticas falsas”, subrayó.

Frente a tal contexto Insfrán dijo: “esto, lejos de desalentarnos, nos lleva a profundizar aún más en lo que creemos. Respaldados por la voluntad popular, nuestra decisión es continuar sosteniendo y consolidando el Modelo Formoseño”.

Definió a ese modelo como “un proyecto coherente, previsible, serio, que emergiendo de la esencia misma de nuestro ser, dotó a la provincia de políticas activas, derrotando años de ostracismo, atraso y postergación. Formosa luchó por lo propio y cambió para bien”, acotó.

Luego hizo una síntesis de los logros de su gestión en las distintas áreas como educación, salud, obras públicas, lucha contra el tráfico de drogas, entre otras.

Para referirse a las obras que no se llevarán adelante por falta del aporte nacional Insfrán reveló que han sido “neutralizadas” por la administración central. “Es un eufemismo que utiliza el gobierno nacional cuando decide paralizarlas”, lanzó.

En ese marco afirmó: “Hoy el gobierno nacional directamente retiró los fondos previstos para las instalaciones domiciliarias que son las que permitirían la utilización del gas natural por parte de las familias formoseñas”.

Ante ese hecho Insfrán remarcó: “lo decimos con humildad, pero con mucha firmeza: no aceptaremos que el transporte de gas pase por nuestra provincia, sin que pueda ser aprovechado y disfrutado por todos los formoseños”.

Además mencionó que a raíz del recorte nacional a las obras públicas en Formosa de las más de mil trescientas viviendas sociales que estaban previstas sólo se construirán unas seiscientas “menos de la mitad del cupo acordado”, denunció.

Luego valoró la “fortaleza de un pueblo unido” que posibilitó la inclusión en el presupuesto nacional de la “obra del siglo: el Acueducto para el Desarrollo Formoseño”, que va desde el río Paraguay hasta Ingeniero Juárez.

El gobernador finalizó su discurso señalando que si bien se viven “momentos difíciles” el pueblo formoseño estará a la altura porque sabe “luchar, resistir y vencer. Porque no nos arrodillamos ante nadie, sólo ante Dios”, significó.