Receso Invernal: El Parque Acuático ofrece diversas actividades físicas de forma gratuita

Compartir

Las inscripciones continúan abiertas hasta llenar los cupos disponibles.

En el marco del Receso Invernal Escolar que inició el pasado lunes 18 de julio, la Dirección del Parque Acuático “17 de octubre”, ubicado en el circuito cinco de la ciudad capital, ofrece una serie de propuestas relacionadas a la actividad física de forma gratuita para niños y adultos.

Al respecto, el profesor encargado, Nicolás Pinto, conversó con AGENFOR y brindó detalles acerca de las ofertas que dispuso el lugar.

“Dimos inicio a las clases de ritmo latinos, funcional y karate para niños, desde principio de año estamos planificando estas actividades para que los vecinos de la zona se acerquen a participar de las clases, así que reiteramos la invitación a toda la comunidad”, indicó.

Asimismo, aclaró que “el único requisito” es presentar un certificado de aptitud física que avale las buenas condiciones de salud para realizar las diferentes actividades.

En cuanto a los horarios, Pinto señaló que las clases de ritmos latinos se desarrollan de lunes a viernes a las 15.30 horas; y las de funcional, los mismos días, a las 16.30 horas el primer turno y 17.30, el segundo; mientras que las de karate para niños, se llevan a cabo los martes y jueves a las 16.30 horas.

En ese sentido, destacó que las inscripciones continúan abiertas porque “tenemos cupos”; y que, hasta el momento, cuentan con 57 participantes para ritmos latinos, 22 en funcional y 15 niños y niñas en karate.

“Viene mucha gente no sólo a hacer actividad física sino por el disfrute y el contacto social que tiene con la gente después de tanto tiempo encerrados en pandemia, hace muy bien la socialización y además de hacer ejercicios para estar bien físicamente”, sostuvo el docente.

Y agregó: “Desde el gobierno de la provincia, a través del Ministerio Secretaría General, hacemos hincapié en lo que es el proyecto social, de buena salud y buen estado físico de la población en general”.

Por su parte, Gustavo Barboza, instructor de ritmos latinos, explicó que las clases duran entre una y una hora y cuarto; e inician con una “una pequeña activación”, pero aclaró que la actividad se trata de “cardio dance”, porque “vamos levantando el ritmo cardiaco y volvemos a la calma”.

“La gente elige este tipo de actividades porque la música activa las endorfinas, es una actividad sumamente divertida, los bailarines nos transportamos cada vez que bailamos, es saludable y sano”, manifestó.

Y aseveró: “Nosotros como docentes somos los primeros que debemos disfrutar para que los de afuera vean el disfrute, así es la pasión que uno tiene por dentro”.