Compartir

“Armaron todo un montaje tipo obra teatral con supuestos enfermos abandonados y malcomidos, y los funcionarios nacionales se prestaron a todo esto en un indignante acto de insulto a los pueblos originarios”, afirmo Catalino Sosa, dirigente social provincial de la etnia toba. Su afirmación crítica estuvo dirigida a lo que considera fue una visita  de neto corte “proselitista” que hiciera a Formosa, el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj junto a la presidenta del INAI, Gimena Psathakis.

“Jamás vinieron por alguna preocupación en cuanto a los derechos humanos, se prestaron a esta campaña y con dos aborígenes formoseños que no representan a nadie, sino que son candidatos del macrismo, llegaron al extremo de esconder la silla de ruedas de un vecino aborigen que cursa una dolencia producto de una herida del hecho delictivo en el cual se vio involucrado hace varios años”, sostuvo.

Revelo que “es toda una gran mentira. Fíjese, estos funcionarios nacionales estuvieron acompañados de Félix Díaz y el candidato de Cambiemos Israel Alegre, montaron toda una farsa, que para que tengan una idea surge a partir de que este Díaz armo el nombre qom, cuando en realidad ancestral nos identifica como tobas”.

Expuso que “estuvieron aprovechándose de la secuela física de una persona a partir de un acto delictivo. Hicieron toda una puesta en escena para presentarlo como un caso de abandono, que en realidad fue una gran farsa, a mí nadie me puede venir a contar nada, yo personalmente le lleve la silla de ruedas y muchos enseres que me pidió para su casa y lo gestione a través del ministerio de la Comunidad y que agradeció muchísimo cuando los recibió”.

“Nueva mente como dirigentes originarios vemos la hilacha política que sacan a la luz estos personajes, amparados y teniendo como cómplices al gobierno nacional, en la persona de Avruj, un montaje de mostrar a una persona postrada en la cama, Nada dijeron que se le sigue asistiendo, y ayudo muchísimo, pero que podíamos espérar de gente que hasta le escondieron la silla de ruedas que se le proveyó para hacer todo mas tétrico”.

“No decimos que no haya problemas y que faltan cosas, pero

indigna la forma de actuar de estas personas que mienten descaradamente a la sociedad en complicidad con el gobierno nacional, arman esta campaña sucia contra la provincia de Formosa. Y nadie me puede negar toda la ayuda que se le brindo, yo personalmente gestione y le lleve la silla de ruedas y otros enseres que necesitaba para su hogar”.

Para Sosa “estos funcionarios vinieron a ser parte de una maliciosa intención con guías turísticos que se prestan como marionetas. El gobierno nacional cuando quiere hacer estas puestas en escena para desprestigiar a la provincia van y le tocan el timbre a Félix Díaz en su departamento de Recoleta”.

“Avruj habló de discriminación en Formosa pero el que verdaderamente segrega es este funcionario nacional que vino a Formosa y escuchó solamente la campana que le conviene.  Por eso estuvo acompañado por un candidato por Cambiemos en las próximas elecciones del 22 de octubre como Israel Alegre”, revelo.

Acuso a este y a la titular del INAI, a que “no vengan a mentir en la cara porque nosotros sí conocemos la situación real de los pueblos originarios de la provincia, asentados a lo largo y a lo ancho del territorio provincial, que no es que ellos pretenden mostrar a nivel nacional”.

“Todo un montaje que no hace otra cosa que dejar al descubierto la intencionalidad política de este gobierno nacional, que de cualquier manera pretende humillar a la provincia, inclusive insultando la inteligencia del pueblo formoseño. Por eso hasta hablan de preso político y pintan como héroe a una persona que está detenida por más de veinte denuncias en su contra, en este caso tratando de aliviar su responsabilidad en el caso Maldonado donde toca de cerca a los hermanos mapuches”, concluyo.