Recomendaciones de qué y cómo comer en esta época de intenso calor

Compartir

La licenciada en nutrición, Daniela Listel, realizó recomendaciones de qué y cómo comer durante el verano, teniendo en cuenta que Formosa se encuentra en “alerta rojo” de acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional,  debido a que se prevén temperaturas que “pueden ser muy peligrosas con un efecto alto a extremo en la salud” y “afectar a todas las personas, incluso a las saludables”.

En dialogo con Agenfor, Listel expresó: “Tenemos días de mucho calor y recordemos que venimos de las fiestas de fin de año, una temporada de excesos, de tiempos complicados, en donde nuestro cuerpo está intoxicado de muchas cosas y es momento de desintoxicarlo y, en esta época,  no hay mejor comida que las frutas, verduras y el agua”.

Sostuvo que “es una buena temporada para empezar a incluir estos alimentos” y recomendó que con ellos, para el desayuno, media mañana o merienda se pueden hacer licuados, ensaladas de frutas, “de esta manera se reponen los líquidos y los electrolitos que vamos perdiendo durante la transpiración y de paso nos depuramos y ayudamos a nuestro hígado a desintoxicarnos”, explicó.

Al respecto, a modo informativo, manifestó que “es una linda época de sandía, melón y mango”.

También, se refirió a comidas un poco más compuestas, como el guiso, señalando: “Aquel que quiera comerlo puede hacerlo, sólo que debe cocinarlo más liviano. Es decir, no ponerle tanto aceite y carne, en vez de ello puede utilizar lentejas o porotos”.

También, remarcó que la mejor bebida para acompañar las comidas es “el agua”. “No hay nada mejor para reponer el líquido y el electrolito que se va perdiendo”, insistió.

Seguidamente, recomendó “evitar comidas fritas” y en referencia, explicó: “La fritura en general aumenta la temperatura corporal y tiene mucha carga en la digestión de los alimentos. Entonces, es preferible utilizar algún hervido o algo sin cocción, pero evitar los alimentos que tengan excesos en grasas, fiambres, embutidos, todo lo que sea elaborado con margarina, manteca”.

Asimismo, informó que otro dato a tener en cuenta es “el exceso de la sal”. “Las altas temperaturas tienden a aumentar la presión arterial, entonces hay que controlar el consumo de la sal y reemplazarla por orégano, limón, vinagre, aceite de oliva”.

Agua

En otro orden, se refirió exclusivamente a la importancia del consumo de agua, sosteniendo que se trata del líquido puro, no del mate o del tereré.

“Es aconsejable consumir unos 2 litros por día. El mate y el tereré no cuentan como agua, porque son bebidas que, al contener la mateina de la yerba mate, tiende a aumentar la diuresis, es decir, a deshidratarnos en algún punto”, explicó.

Y añadió: “Siempre digo que hay una regla que es,  por cada termo de mate o terere que bebemos, debemos reponer con un termo de agua pura”.

En este sentido, reconoció que tomar agua “es un hábito muy complicado” y por tal motivo manifestó que “un buen tips para hacerlo es elaborar nuestra propia agua saborizada natural”.

“Se corta una naranja en rodajas y las metemos adentro de un litro de agua, la dejamos estacionar más o menos media hora y tomará sabor a naranja. También se lo puede hacer con limón, con ananá”, y advirtió que éstas cuentan como bebidas rehidratantes y que inclusive son muy recomendables para las personas diabéticas.

Para finalizar, brindó otra receta más: “Hacer hervir por cinco minutos la cáscara de ananá, luego colar, agregarle al agua y en el caso que quieran, ponerle un poco de edulcorante”, cerró.