Compartir

Proponer al Poder Ejecutivo la declaración de la emergencia productiva, fue el aspecto central que dejo como saldo final la reunión de este viernes de la Comisión de Emergencia Agropecuaria Provincial.

Aunque existen cuestiones por cerrar, como el caso de la producción bananera donde persisten algunas discrepancias y la próxima semana habrá una nueva reunión en la región norte, en el seno de la comisión presidida por el subsecretario de Producción Sustentable, Alejandro García, se coincidió casi en la totalidad de los informes presentados.

Uno de los aspectos en que se concluyo en este segundo encuentro de la CEAP en la sede del Fonfipro fue la de solicitar la emergencia cuando se terminen los informes. Por ello se presentaron informes actualizados de la situación ganadera, agrícola y apícola. “Coincidimos todos los organismos y asociaciones que hay que solicitar la emergencia en esas superficies presentadas en los informes (2.300.000 hectáreas, 300.000 cabezas, 3.800 productores)”, expuso Garcia.

Los ganaderos nos dijeron que, si bien ellos concuerdan con las áreas nombradas en los informes, hay productores que están en emergencia y otros en desastre. El desastre es cuando pierden el 80 por ciento de la producción. Hay productores que están con mucha agua en los campos en la zona de Montelindo por la crecida del río Paraguay. Ellos resaltan que se los tenga en cuenta para declarar a nivel predial esa parte en desastre, que se puede incluir en el mismo informe de solicitud de emergencia. Aclarando, también, que desastre no significa mortandad de animales sino situación de afectación de los campos.  
“En cuanto a lo agrícola, se realizará un encuentro para empezar a trabajar a nivel predial. Hay una coincidencia en casi todos los cultivos, que han superado la afectación del 50 por ciento, como el algodón, tomate, hortalizas, batata y mandioca. En el caso de la banana, hay diferencias en los informes que presentaron el Inta, el Ministerio de la Producción y Ambiente y la Federación Agraria”, explico. 

Entonces, rápidamente se decidió conformar una mesa técnica de trabajo la semana que viene en Laguna Naineck con todas las instituciones y los productores, porque es muy dinámico lo que está pasando con la banana, venía bien hasta hace unos días pero las lluvias ahora afectaron la planta, la raíz, los caminos. Son varias condiciones que afectaron a la banana. En cuanto a los otros cultivos nombrados están declaradas las condiciones de solicitar la emergencia. 

Las afectaciones

Desde la comisión, aclaró el subsecretario García, “nosotros determinamos actividades afectadas”, marcando que “el sector más importante es la ganadería y estamos hablando un área de afectación que supera los dos millones de hectáreas. No quiere decir que en esta franja esté todo perdido o la hacienda esté inutilizada, sino que es donde tenemos el inconveniente que es el exceso hídrico”.

Según surge de los relevamientos, en materia ganadera fue afectada más de 2.3 millones de hectáreas y 3894 productores, aclarándose que los perjuicios no son uniformes en los predios. Entre un estimado del 3% de mortandad de ganado, promedio del 35 al 38 por ciento en pérdida de peso y ventas forzosas, se cuentan los mayores perjuicios, aunque se advirtió que las afectaciones se mantendrán por varios meses por campos que no se recuperan de inmediato.

En lo agrícola “departamentos más afectados son el Pilcomayo y Pilagá” las hectáreas perjudicadas se cuentan en 10736 hectáreas y los productores afectados se cuentan en 4369. Algodón, maíz, cucurbitáceas, batata, mandioca, tomate, banana y sosa, se cuentan entre los cultivos afectados en distintos grados de compromiso.

Respecto a la apicultura, se informo que el total de productores afectados son 267 y, en el caso de colmenas  dañadas totalizan 6731 y 365 apiarios. Si bien los números non están cerrados, cuantificaron en más de 168 mil kilos de miel perdida, que sumado a otras afectaciones, en dinero se midió en $10.9 millones el quebranto.

 Otra de las propuestas fue la de prolongar los vencimientos de permisos de aprovechamiento forestal

De Vido y Zambon

En el marco de la reunión de trabajo hubo una exposición combinada entre los titulares de la DPV, Fernando De Vido y de la UPCA, Horacio Zambón.

Aludieron al triple factor conjugado en simultáneo para este escenario desde enero último: crecidas de los ríos Paraguay y Pilcomayo, sumado a precipitaciones extraordinarias.

En el caso del Pilcomayo, además de las riadas de magnitud se depositan -cada ciclo- 140 millones de toneladas de sedimento modificando toda la morfología de los terrenos, incluso a lo largo de los 170 kilómetros de correderas ejecutadas. Tamaña cantidad de sedimentación se ejemplifico con unas seis mil hectáreas cubiertas con más de dos metros de arena.

Otro dato aportado que agravo la situación en esa franja del extremo oeste fue que se presentaron tres lluvias de 150 milímetros en solo un mes, que incidió en acentuar daños a toda la infraestructura social, vial y producciones.

En el caso de la zona del bañado La Estrella en el sector del vertedero sobre ruta 28 se paso de 15 a 20 centímetros de altura a mas de 65 centímetros de caudal transponiéndolo producto de las intensas lluvias, en marzo sobre todo. Zambon dejo en claro que por este badén llega a pasar hasta 1500 metros cúbicos por segundo, y las compuertas no superan los 40 m3/s, por lo que sostuvo que “se está en un grosero error” culpar a la apertura o no de estas últimas a anegamientos, y mucho más cortar la ruta 81 fundamentando en ello.

De Vido explico obras ejecutadas en la zona como el terraplén entre Soledad y Churcalito que lograron morigerar la crisis hídrica y permitir la transitabilidad sobre la ruta 32.

Expusieron que en regiones como Montelindo y Pastoril a partir de lluvias que solo en el mes de mayo alcanzaron los 679 milímetros  hizo imposible una respuesta inmediata y los cursos de toda la zona desbordaron y a la fecha se mantienen severas complicaciones por vastos anegamientos de campos.

Indico el jefe vialero que ya están trabajando en planificar

lo que se hará el día después, para recuperar toda la red vial afectada, sobre todo al norte de la ruta 81, aunque en general todos los distritos de la provincia están trabajando y prestos a acelerar tareas en cuanto el clima lo permita.

Federico Miranda del INTA expuso imágenes satelitales que corroboraron lo expuesto por los técnicos que le precedieron y sobre todo el fuerte impacto de las aguas en zonas puntuales.

Amplia convocatoria

El subsecretario García valoró la presencia de del INTA, Agricultura Familiar, SENASA, los Consejos Profesionales, el Ministerio de la Producción y Ambiente, el Instituto PAIPPA, representantes de la Policía Provincial, el administrador de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV), el ingeniero Fernando De Vido; el coordinador ejecutivo de la Unidad Provincial Coordinadora del Agua (UPCA), el ingeniero Horacio Zambón, entre otros.