Compartir

Debido al incremento de quema de pastizales en diferentes lugares de la provincia, el Ministerio de la Producción y Ambiente, a través del Plan Provincial de Manejo del Fuego, insta a la población en general y a los productores agropecuarios en particular a ser precavidos y tomar las medidas necesarias para controlar posibles focos de incendios.

En esa línea, se recordó que para evitar que el fuego se propague deben mantenerse limpios y transitables los caminos y senderos que sirven de cortafuegos. En el caso que se pode o ralee, se encomienda quitar todo el material combustible de ramas y troncos.

De la misma manera, la quema de pastizales debe ser cuidadosa y estar bajo supervisión de una persona responsable que lleve adelante una serie de medidas que permitan mantener el control del fuego.

Los incendios que no se controlan provocan la perdida de cobertura de vegetales inferiores como pastos y gramíneas, afectan el hábitat natural de los animales silvestres y hasta pueden producir daños a instalaciones agropecuarias como alambrados, corrales, bretes e incluso viviendas rurales.

Prevención

A modo de consejos, se detalló desde el Plan de Manejo de Fuego: no arrojar colillas de cigarrillos encendidos desde vehículos en movimiento, sea ruta o camino vecinal; si se acampa, hacerlo en lugares autorizados, donde se podrá encender fuego.

No arrojar ni dejar residuos en bosques y lugares de acampe, ya que por ejemplo las latas o vidrios pueden actuar de lupa y provocar incendios; asimismo, nunca hacer fuego debajo de los árboles.

Para concluir se informó que la forma correcta de apagar fogatas es con abundante agua y que después hay que remover las cenizas para verificar que queden bien apagadas. Además se debe echar agua a los restos de leña o carbón y alrededores; el lugar debe quedar frío, se remarcó.